Imagen de una protesta a las afueras del Glynn County Courthouse para pedir justicia por el asesinato de Ahmaud Arbery. REUTERS
Imagen de una protesta a las afueras del Glynn County Courthouse para pedir justicia por el asesinato de Ahmaud Arbery. REUTERS
Juan Diego Rodriguez Bazalar

Febrero del 2020. hacía deporte por las calles de , cuando tres hombres blancos lo empezaron a perseguir en su camioneta. Lo acorralaron y le dispararon por ser afroamericano y por, adujeron los victimarios, confundirlo con un ladrón de casas.

MIRA: Mujer revisó el celular de su esposo y descubrió que iba a asesinarla

Esta semana, en un giro inesperado, un tribunal integrado por once hombres blancos -de un total de doce- declaró culpables de asesinar a Arbery (26) a Gregory McMichael (64), su hijo Travis (34) y el vecino William Bryan.

Ni siquiera la madre de Arbery tenía esperanzas en dicho veredicto.

Ella : “La verdad, nunca esperé ver un día como este en el 2020. Nunca esperé un día así, pero Dios es bueno. Gracias a aquellos que se han manifestado, que han rezado”.

¿Por qué fue tan sorpresivo el veredicto?

Hay que tener en consideración dos aristas. La primera es que, en Estados Unidos, los crímenes de odio -delitos a partir “de sesgos contra personas o grupos con características específicas”- son pan de cada día.

En un del FBI sobre este tipo de delitos, se leyó que en el 2020 se registró el “mayor número de crímenes de odio” en doce años, “impulsados por el aumento de las agresiones contra personas de raza negra y de origen asiático”.

Y ni hablar de la segregación racial y sus secuelas. De allí que, en los últimos años y a pesar de la pandemia del coronavirus, se hayan sucedido marchas y protestas para denunciar el asesinato de los afroamericanos a manos de personas blancas y de la policía.

Ahí están, por ejemplo, Breonna Taylor o George Floyd.

Lo segundo que hay que tener en consideración es la impunidad.

Recientemente, Kyle Rittenhouse (18) fue absuelto de los cargos que se le imputaban porque alegó la defensa propia. ¿Qué fue lo que sucedió?

El año pasado, en Wisconsin, Rittenhouse tomó un botiquín y un rifle semiautomático para defender su propiedad de las protestas que denunciaban el asesinato del afroamericano Jacob Blake a manos de un policía blanco

Con esa arma mató a dos personas e hirió a una tercera.

MIRA: Bill Gates sobre futura pandemia: “No tendríamos tanta suerte a la próxima”

LAS REPERCUSIONES

El analista Hernán Molina no cree que la condena a los asesinos de Ahmaud Arbery marque un punto de inflexión, pero se anima a ponerle la lupa por la forma particular en la que se configuró.

En un condado en el que cerca del 27% de la población es afroamericana, el juez permitió que, de los doce miembros del jurado, once fueran blancos. Y las tácticas que usaron los abogados defensores fueron, inauditamente, racistas para tratar de estigmatizar a las víctimas”.

Con este veredicto hay una sensación de justicia en la comunidad afroamericana, de que esto marca un antes y un después. Pero yo sería bastante cauteloso porque este es solo un caso y a ver qué pasa en el futuro”.

Molina anota que el caso de Arbery es un buen ejemplo de lo que se llama racismo sistémico, esa “herencia racista que ha hecho que la supremacía blanca esté impregnada en el pensar y en el accionar de la justicia”.

La misma que hace que existan personas que crean que Kyle Rittenhouse actuaba en defensa propia. Te dice mucho que un jurado haya absuelto a un chico de 18 años que porta un arma de guerra y se sienta empoderado para matar a dos personas aun cuando no está en su estado”.

El racismo también opera a nivel institucional, específicamente, a manos de la misma justicia. En el 2013, por ejemplo, los afroamericanos -el 12% de la población de Estados Unidos- constituían el “”.

Según , en un artículo publicado en el 2020, los afroamericanos “e hispanos tienen más del triple de probabilidades de ir a prisión que los blancos en EE.UU.”.

Y, en el caso de Arbery, se trató de encubrir el crimen porque el papá era un policía retirado. La recuerda:

La madre de Arbery, Wanda Cooper Jones, explicó que la policía le contó que su hijo estuvo implicado en un robo antes del incidente, a lo que la familia respondió que no creía que el entusiasta corredor hubiera cometido un crimen y que además fuera desarmado”.

Ante la sugerencia de que su hijo podía haber estado implicado en un robo, [Marcus] Arbery dijo que eso era simplemente ‘una mentira y un montaje’”.

Molina comenta: “Y la fiscal encargada del caso es de otro condado porque las autoridades locales se excusaron por tener relación con los asesinos. Eso te hace pensar que la justicia no habría llegado si se hubiera impartido localmente”.

Pero no hay que olvidarse que todavía hay juicios federales pendientes”.

Wanda Cooper-Jones, madre de Ahmaud Arbery, se abraza con otra persona al conocer la condena a los asesinos de su hijo. EFE
Wanda Cooper-Jones, madre de Ahmaud Arbery, se abraza con otra persona al conocer la condena a los asesinos de su hijo. EFE

Al respecto, anota que todavía no se ha fijado “una fecha de sentencia”, que todavía faltan las apelaciones, y recordó que, en abril, se acusó a los tres hombres de “cargos federales separados de delitos de odio, que incluyen interferencia con los derechos e intento de secuestro”.

Entre tanto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, :

Debemos volver a comprometernos con la construcción de un futuro de unidad y fortaleza compartida, donde nadie tema la violencia por el color de su piel”.

El señor Arbery debería estar aquí hoy, celebrando las vacaciones [de Acción de Gracias] junto a su madre Wanda Cooper-Jones y su padre, Marcus Arbery”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?
¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?

TE PUEDE INTERESAR