Más de 100 mil trabajadores del Departamento de Veteranos deberán vacunarse para evitar la propagación del coronavirus. En la imagen, un veterano 'marine' recibe la primera dosis en el estado de Washington.  (AP Photo/Ted S. Warren)
Más de 100 mil trabajadores del Departamento de Veteranos deberán vacunarse para evitar la propagación del coronavirus. En la imagen, un veterano 'marine' recibe la primera dosis en el estado de Washington. (AP Photo/Ted S. Warren)
Redacción EC

Ante el peligroso aumento de contagios de en , un país que rebosa de vacunas, pero donde solo la mitad de la población está totalmente inmunizada, el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) se convirtió el lunes en la primera agencia federal en exigir la vacunación a sus trabajadores sanitarios.

“El departamento de Veteranos requerirá que todos los médicos que trabajan en él tengan que vacunarse”, dijo el lunes ante la prensa el presidente de Estados Unidos, , quien no deja de pedirle a sus compatriotas que se vacunen ante el avance de la variante Delta.

La agencia, con un presupuesto anual de más de 200.000 millones de dólares, atiende a unos 19 millones de militares veteranos con servicios que van desde la capacitación laboral o las pensiones, hasta la atención psicológica y médica.

MIRA: COVID-19: muere en Los Ángeles un hombre que se burló de las vacunas en las redes sociales

El requisito de vacunación se aplicará a unos 115.000 trabajadores, sobre todo ciertos profesionales como internistas, dentistas, podólogos, optometristas, enfermeros, asistentes y todo el que entre en contacto directo con veteranos. Se trata de casi el 30% de los 412 mil empleados y funcionarios que tiene el Departamento de Veteranos, los cuales tienen un plazo de ocho semanas para estar completamente inmunizados.

El 49% de la población estadounidense ha recibido las dosis completas de la vacuna contra el COVID-19. FOTO: Bloomberg
El 49% de la población estadounidense ha recibido las dosis completas de la vacuna contra el COVID-19. FOTO: Bloomberg

“Es la mejor forma de mantener a los veteranos protegidos”, expresó el secretario del departamento, Denis McDonough, quien tiene rango de ministro.

“Cada vez que un veterano (de guerra) o un empleado del VA pone un pie en una de sus instalaciones, merecen saber que hemos hecho todo lo posible para protegerlos del COVID-19”, agregó McDonough.

Casi 60 agrupaciones de médicos emitieron un comunicado el lunes llamando a las entidades de salud a exigirle a sus empleados que se vacunen.

MIRA: “Una pandemia entre los no vacunados”: cómo EE.UU. está perdiendo de nuevo el control del coronavirus

El anuncio se produjo en momentos en que la ciudad de Nueva York anunció que exigirá a todos sus trabajadores públicos que se vacunen o se sometan a test semanales; en tanto California ordenó una medida similar tanto para los empleados públicos como para los trabajadores de la salud del sector privado.

Un poco de historia

En los años 20, después de la participación de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, había tres oficinas encargadas de los asuntos y beneficios para los veteranos. Para 1930, el Congreso autorizó su unificación bajo la Oficina de Administración de Veteranos con el fin de “consolidar y coordinar las actividades del gobierno que afecta a los veteranos de guerra”.

Soldados estadounidenses durante una misión en Paju, Corea del Sur. AFP
Soldados estadounidenses durante una misión en Paju, Corea del Sur. AFP

En 1989, la oficina se convirtió en agencia federal convirtiéndose en el Departamento de Asuntos de Veteranos, con rango ministerial.

Actualmente maneja un presupuesto anual de 200 mil millones de dólares y atiende a una población de 19 millones de personas, según el Pew Research Center.

El 41% de los veteranos pelearon en las guerras del Golfo y un 36% tiene entre 50 y 69 años. Un 27% tiene menos de 50 años.

Asimismo, el 74% son estadounidenses blancos, 13% son negros, 8% hispanos y 2% asiáticos. Al 2021, del total de veteranos un 89% son hombres y 11% son mujeres.

Delta y sin ánimo de vacunarse

Después de una robusta campaña de inmunización en los primeros cinco meses del año, aún un tercio de la población adulta se rehúse a recibir las vacunas contra el COVID-19.

MIRA: Fauci: Estados Unidos va en la dirección equivocada en la lucha contra el coronavirus

Es justamente entre los no vacunados que los casos se han disparado, sobre todo ante la llegada de la peligrosa variante Delta, que representa más del 89% de las infecciones en Estados Unidos. De los pacientes actualmente hospitalizados, el 97% no recibió ninguna dosis, según un reporte de “The New York Times”.

Algunos norteamericanos están volviendo a usar mascarillas ante el repunte de contagios. En la foto, neoyorquinos caminan en Times Square. REUTERS
Algunos norteamericanos están volviendo a usar mascarillas ante el repunte de contagios. En la foto, neoyorquinos caminan en Times Square. REUTERS

En quince días, los casos han aumentado en un 144% en el país, y el número de muertos se ha elevado en 7%.

Pese a que la vacunación ya está permitida en el país para mayores de 12 años, solo el 49% de la población se ha vacunado totalmente y el 57% ha recibido al menos una dosis.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR