En esta foto de archivo, tomada el 14 de agosto de 2020, se aprecian velas y flores decorando un memorial improvisado para la especialista del ejército de los EE. UU. Vanessa Guillen, frente al Power House Gym, en Houston, Texas. (Mark Felix / AFP)
En esta foto de archivo, tomada el 14 de agosto de 2020, se aprecian velas y flores decorando un memorial improvisado para la especialista del ejército de los EE. UU. Vanessa Guillen, frente al Power House Gym, en Houston, Texas. (Mark Felix / AFP)
Redacción EC

Hoy, el Ejército de el despido o suspensión de 14 oficiales y soldados de la base militar de Fort Hood, ubicada en Texas, luego de la publicación de una investigación independiente en torno al asesinato de la soldado Vanessa Guillén, ocurrido en abril de este año.

Nicolás Maduro espera que Trump no lo agreda al final de su mandato

En una rueda de prensa, el secretario del Ejército, Ryand McCarthy, admitió que la investigación sobre la muerte de la joven soldado identificó “graves fallos en los mecanismos para atender las denuncias de acoso y abuso sexual, y un clima que tolera esos abusos”.

“Estoy profundamente decepcionado porque los mandos no han tratado a los soldados con el debido respeto”, añadió el funcionario quien informó que, a partir de mayo, se aplicarán en la armada nuevas normas para el manejo de dichos casos.

Entre los oficiales sancionados se encuentra el general Scott Effland, quien estaba al mando de la base de Fort Hood cuando Guillén desapareció, y el general Jeffrey Broadwater, comandante de la Primera División de Caballería de la misma base militar.

En lo que va del año, 25 soldados asignados a Fort Hood han muerto por suicidio, homicidio o accidentes, frente a los 32 del año pasado y 24 del 2018.

Hombres y mujeres veteranos del Ejército celebran una conferencia de prensa frente al Capitolio de los EE.UU. para exigir justicia para Vanessa Guillén. (Foto de Olivier DOULIERY / AFP)
Hombres y mujeres veteranos del Ejército celebran una conferencia de prensa frente al Capitolio de los EE.UU. para exigir justicia para Vanessa Guillén. (Foto de Olivier DOULIERY / AFP)

Como se recuerda, los restos de la soldado Guillén fueron hallados el 30 de junio, dos meses después de que se denunciara desaparición. Según los investigadores, ella fue asesinada a golpes en Fort Hood por el soldado Aaron Robinson, quien era su compañero en la base, y a quien la familia de la víctima lo señala como su acosador.

El informe independiente, que fue preparado por un panel de cinco expertos civiles seleccionados por las mismas fuerzas armadas, tuvo el propósito de determinar si el clima y la cultura de mando en Fort Hood, incluía valores como la seguridad, el respeto, y la diversidad, así como el rechazo al acoso.

Según ha revelado , los cinco miembros del panel realizaron 647 entrevistas -incluidas 503 mujeres soldados- y pasaron 19 días en Fort Hood, recopilando documentación.

“Lo que encontramos fue un gran número de represalias, estigmatismo, ostracismo”, dijo uno de los miembros del panel, Chris Swecker, abogado y ex director asistente de la División de Investigación Criminal del FBI.

Swecker también afirmó que se descubrió que el alto mando en Fort Hood no administró adecuadamente el programa de prevención del acoso sexual “a expensas de la salud y el bienestar de todos los soldados, especialmente las mujeres”.

Los crímenes “no fueron atendidos” y la División de Investigación Criminal en la base sufrió de “varias ineficiencias”.

Queta Rodríguez, otra miembro del panel y ex infante de marina que trabaja con una organización sin fines de lucro en Texas, precisó que la investigación encontró 93 relatos creíbles de agresión sexual, de los cuales solo 59 fueron reportados. También hubo 217 relatos no denunciados de acoso sexual.

“Apoyamos la decisión de tomar medidas rápidas para despedir y suspender a varias personas en el liderazgo que no protegieron a nuestros soldados”, dijo a Univisión la abogada de la familia, Natalie Khawam.

La familia de Vanessa Guillen se abraza durante el servicio conmemorativo público en honor a la soldado, en la Escuela Secundaria Chávez, en Houston, Texas. (POOL / AFP)
La familia de Vanessa Guillen se abraza durante el servicio conmemorativo público en honor a la soldado, en la Escuela Secundaria Chávez, en Houston, Texas. (POOL / AFP)

“Yo espero que me digan por lo menos la mitad de la verdad porque fue algo muy grave, muy doloroso para toda la familia, la perdida de mi niña. Esperamos que hablen con la verdad porque no han dicho nada, nada”, había declarado previamente a la publicación del informe la madre de la soldado asesinada, Gloria Guillén.

Ella aseguró vivir una situación “muy desesperante” pero al mismo tiempo de “coraje”.

“No mataron a una cucaracha, mataron a un ser inocente y puro y por eso estoy aquí. Yo voy a pelear hasta que me entreguen la verdad, a mi no me compran, a mi hija no me la compran”, aseguró según detalla Univisión.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El Reino Unido comienza las vacunaciones contra el coronavirus

TE PUEDE INTERESAR