El petrolero de bandera iraní Fortune atracado en la refinería El Palito luego de su llegada a Puerto Cabello, en el estado norteño de Carabobo, Venezuela, el 25 de mayo del 2020. (Foto: AFP).
El petrolero de bandera iraní Fortune atracado en la refinería El Palito luego de su llegada a Puerto Cabello, en el estado norteño de Carabobo, Venezuela, el 25 de mayo del 2020. (Foto: AFP).
Redacción EC

El Comercio

buenas.practicas@comercio.com.pe

El Departamento de Justicia de informó este viernes que confiscó la carga de cuatro buques iraníes enviados por la Guardia Revolucionaria Islámica hacia , incautando 1,116 millones de barriles de petróleo.

MIRA: El inusual supermercado que Irán abrió en Venezuela (y qué dice de las tensiones de ambos países con EE.UU.)

“El gobierno anunció hoy que ejecutó con éxito la orden de incautación y confiscó la carga de los cuatro buques sumando aproximadamente 1,116 millones de barriles de petróleo”, indicó en un comunicado el Departamento de Justicia.

Estados Unidos recurrió a la justicia el 2 de julio para confiscar el cargamento, como parte de la estrategia de Donald Trump contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, al que Washington no reconoce.

Los barcos afectados fueron identificados como Bella, Bering, Pandi y Luna.

Venezuela es altamente dependiente de sus ingresos petroleros pero su producción ha caído a aproximadamente a una cuarta parte de su capacidad de 2008 y su economía ha sido devastada por seis años de recesión.

Según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la producción de Venezuela en julio se situó por debajo de los 400.000 barriles diarios, un nivel equivalente al de 1934.

El Bering y el Bella navegaban por aguas de Cabo Verde cuando el Gobierno de Donald Trump interpuso la demanda para su incautación en julio pasado, mientras que la última señal conocida del Pandi y el Luna fue en Omán.

Esa demanda alega que el envío de los buques fue organizado por un empresario iraní con vínculos con la Guardia Revolucionaria, considerada por Washington como terrorista, a través de una red de compañías pantalla para eludir la detección de las autoridades estadounidenses.

Venezuela atraviesa una situación de escasez de gasolina por lo que en los últimos meses ha recibido millones de litros que provienen de Irán, uno de sus principales aliados en el mundo.

Los primero cinco buques iraníes cargados de 245 millones de litros de gasolina llegaron a Venezuela a finales de mayo sin sobresaltos.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, defendió entonces su derecho a comerciar libremente con otros países y agradeció a Irán "su solidaridad, su apoyo, su valentía, su decisión".

Poco después de la entrega de la gasolina, Estados Unidos impuso sanciones contra los cinco capitanes iraníes de esos buques, cuyos activos (de tenerlos) quedan bloqueados en territorio estadounidense y que no podrán operar en aguas de ese país.

Son los capitanes de los barcos Clavel, Petunia, Fortuna, Bosque y Faxon, que trabajan para las Líneas Navieras de la República de Irán o para la Compañía Nacional Iraní de Petroleros (NITC).

El Ministerio iraní de Exteriores respondió que “Irán y Venezuela permanecerán firmes para contrarrestar las sanciones ilegales estadounidenses”, que consideró “movimientos desesperados de EE.UU.”.

Fuente: EFE / AFP

__________________

VIDEO RECOMENDADO

Llegan a Venezuela los buques iraníes cargados con gasolina. (EFE).

TE PUEDE INTERESAR