A la izquierda está Carla Walker, la adolescente que fue asesinada en 1976 por Glen Samuel Mccurley (der.) en Texas, Estados Unidos. (Foto: Departamento de Policía de Fort Worth)
A la izquierda está Carla Walker, la adolescente que fue asesinada en 1976 por Glen Samuel Mccurley (der.) en Texas, Estados Unidos. (Foto: Departamento de Policía de Fort Worth)
Redacción EC

Iba a ser una noche muy especial, Carla Walker salía del baile de San Valentín con su pareja hasta que su felicidad fue interrumpida por un sospechoso sujeto que la arrastró hasta un terrible final. Tras casi medio siglo de su muerte, gracias a una prueba de ADN hoy se sabe quién mató a esta adolescente de Forth Worth, , .

MIRA: Todo lo que debes saber sobre lo que pasa en Estados Unidos

Carla y su novio, Rodney McCoy, fueron al baile en Western Hills High School, a celebrar San Valentín un 17 de febrero de 1974. Los jóvenes texanos decidieron ir a conversar al Ridglea Bowling Alley, un lugar de entretenimientos cercano. Pero al parecer alguien los acechaba.

Estaban aparcados en el interior de su automóvil, cuando un sujeto irrumpió en sus vidas y abrió abruptamente la puerta donde estaba la joven de 17 años. “¡Voy a matarlos!”, gritó mientras apuntaba a ambos con su revolver Ruger .22 y golpeó a McCoy hasta desmayarlo.

MIRA: Estados Unidos: Cynthia Abcug, la mujer que habría realizado un complot con QAnon para secuestrar a su propio hijo

Inmediatamente tomó a Carla y desapareció por completo. Nunca más se supo de ella. La buscaron desde el primer momento, pero tardaron dos días en hallar su cuerpo sin vida debajo de una carretera, cerca de Benbrook Lake. El cadáver había sido abandonado y presentaba signos de violación y violencia extrema. El caso estremeció a la opinión pública y se gastaron enormes esfuerzos en buscar al asesino

McCoy declaró ante la policía lo poco que recordaba haber visto aquella noche. Describió al hombre que secuestró a su novia como un sujeto de complexión atlética, cabello castaño de corte militar y un sombrero de cowboy. Recordó haberlo visto conducir un Camaro, según declaró a las autoridades.

MIRA: Uno de los mayores asesinos en serie de EE.UU. no enfrentará la pena de muerte por esta razón

Poco a poco, con esos datos se fue dibujando la figura del secuestrador: Glen Samuel McCurley. El 3 de abril de ese año el hombre fue interrogado por la policía, pero juró no tenía el arma que se le atribuía y que le había sido robada cuando salió de pesca tiempo atrás. Los únicos antecedentes en su contra eran los robos de algunos vehículos, no se hallaron pruebas suficientes para vincularlo al crimen.

McCurley, pese a la falta de pruebas en su contra, siguió en el radar de las autoridades que lo tenían como el principal sospechoso del feminicidio. Las muestras quedaron archivadas en el departamento de policía texano y casi medio siglo después han sido de ayuda para conocer al culpable.

La policía de Fort Worth anunció el martes, según confirmó , que Glen McCurley, de 77 años, fue arrestado y acusado de “homicidio capital en el secuestro, tortura, violación y asesinato” de Walker.

Se llegó a esta conclusión gracias al avance en la tecnología del ADN. Para ello, los detectives Leah Wagner y Jay Bennett cotejaron las pruebas de ADN que habían colectado del cuerpo de Carla. Colocaron la información en GEDmatch, la misma base de datos que ayudó en la captura de.

MIRA: “El asesino del Golden State”: ¿Quién es Joseph James DeAngelo Jr. y por qué morirá en la cárcel?

Según , las muestras de ADN que se tomaron fueron sustraídas de la ropa y un sostén usado por Walker la noche del homicidio. Estas se enviaron a Othram, un laboratorio privado en The Woodlands, gracias al cual los detectives pudieron conseguir un perfil completo de ADN de un posible sospechoso.

Como McCurley era el primero en la lista de los investigadores y empezaron una labor de seguimiento de pistas a partir de la basura:

  • El 7 de julio de 2020, los detectives recolectaron basura de un contenedor frente a la residencia de McCurley y los artículos de ese contenedor se enviaron para su análisis.
  • El 4 de septiembre de 2020, la policía se enteró de que uno de los artículos encontrados en la basura coincidía con el perfil de ADN masculino encontrado en la ropa de Walker.
  • El 10 de septiembre de 2020, la policía dijo que regresaron a la casa de McCurley y fueron invitados a entrar, donde hablaron tanto con él como con su esposa. El hombre repitió la misma coartada de 1974 a los investigadores: dijo que no mató a nadie y que no conocía a Carla Walker.

Para este punto, los detectives quisieron una muestra de ADN consentida por McCurley, así que le preguntaron si es que proporcionaría el material. El hombre de 77 años de edad estuvo de acuerdo y firmó un formulario de consentimiento.

Se tomaron dos hisopos y se enviaron a un laboratorio para su análisis. Seis días después, el 16 de septiembre, la policía dijo que se les notificó que los hisopos coincidían con el ADN encontrado en el sostén de Walker.

Fue una mezcla de emociones. Un poco de conmoción, emoción, un poco de miedo”, dijo la detective Leah Wagner. “Una cosa es trabajar hacia un objetivo y otra lograrlo, y este fue un gran objetivo. Fue una gran victoria para nosotros y la familia Walker. Estamos encantados de que finalmente pudiéramos llegar a un punto crítico después de todo esta vez”, añadió.

Por su parte, el hermano de la víctima Jim Walker expresó su agradecimiento a los investigadores. “La palabra que cruzó mi cerebro fue ‘finalmente’... después de 46 años, cinco meses y tres días, tenemos un nombre, una cara y estamos trabajando para lograr una resolución completa”, dijo Walker. “Esta es una resolución por la que han orado muchas personas... durante años. Siento que Dios puso a los dos detectives correctos en el caso”, remarcó.

Tras la investigación la policía de Fort Worth arrestó a McCurley, quien ahora está confinado a la cárcel del condado de Tarrant bajo una fianza de US$100.000. Está siendo sentenciado por asesinato en primer grado y enfrentará una pena mínima de 25 años a cadena perpetua.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Massachusetts: más de 8000 banderas conmemoran a los fallecidos por COVID-19

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS