El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. REUTERS
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. REUTERS
Agencia AFP

Agencia de noticias

El presidente , , consideró este sábado “profundamente decepcionante” la decisión de un juez federal de frenar el programa que protege a los migrantes indocumentados que llegaron al país cuando eran niños.

En un comunicado de la Casa Blanca, Biden dijo que el Departamento de Justicia apelará el fallo del juez Andrew Hanen de Texas, y agregó que “solo el Congreso puede garantizar una solución permanente al otorgar un camino a la ciudadanía para los Dreamers”.

Instituido por el expresidente Barack Obama en 2012, el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) cubre a unas 700.000 personas conocidas como “Dreamers”. Para muchos, Estados Unidos es el único país que han conocido.

Los protegidos por el DACA recibieron un alivio temporal en junio de 2020 cuando la Corte Suprema dispuso que la administración Trump no había proporcionado una justificación suficiente para sus intentos de poner fin al programa.

Al dejar en claro que se pronunciaba principalmente sobre cuestiones de procedimiento, el alto tribunal dejó abierta la posibilidad a nuevas impugnaciones.

En su fallo, el juez Hanen del Tribunal federal de distrito en Houston dijo que Obama excedió su autoridad cuando instituyó el DACA a través de una orden ejecutiva. Dispuso que el gobierno debe dejar de aceptar personas en el programa, aunque aún podría recibir solicitudes.

Hanen indicó que su decisión no requiere que el Departamento de Seguridad Nacional o el Departamento de Justicia “tomen ninguna acción de inmigración, deportación o criminal contra cualquier destinatario, solicitante o cualquier otra persona de DACA que de otra manera no tomaría”.

La decisión tampoco afectó de inmediato la situación de las personas que ya habían sido aceptadas en el programa.

Para solicitar la protección de DACA, que también permite el derecho a trabajar, los solicitantes deben haber llegado a los Estados Unidos antes de los 16 años.

Asimismo, deben asistir a la escuela o haberse graduado de la escuela secundaria o equivalente, o haber sido dados de baja honorablemente del ejército y no tener antecedentes penales.

En 2017, el entonces presidente Donald Trump intentó desmantelar el DACA alegando que era inconstitucional, lo que provocó una larga batalla judicial que terminó en la Corte Suprema. El DACA sobrevivió y fue reinstalado en diciembre pasado.

Desde que asumió el cargo, Biden ha buscado fortalecer el programa, así como iniciar una reforma migratoria más amplia.

Después del fallo del viernes, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo: “Los demócratas piden a los republicanos en el Congreso que se unan a nosotros para respetar la voluntad del pueblo estadounidense y la ley, para garantizar que los Dreamers tengan un camino permanente hacia la ciudadanía”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR