Harry Rosenberg, de 52 años, está entre los desaparecidos del derrumbe en Miami. (Captura de video/WPLG - Reuters/MDFR).
Harry Rosenberg, de 52 años, está entre los desaparecidos del derrumbe en Miami. (Captura de video/WPLG - Reuters/MDFR).
Redacción EC

Harry Rosenberg, un hombre de 52 años que perdió a su esposa por cáncer y a sus padres por coronavirus, decidió mudarse de Nueva York a Florida para empezar una nueva vida. Sin embargo, en las últimas horas se ha conocido su caso tras ser reportado como desaparecido en el derrumbe de un edificio de 12 plantas en (Estados Unidos).

Mira: Derrumbe en Miami: la esperanza de hallar personas con vida se diluye 6 días después de la tragedia

Según informa , Rosenberg se compró finalmente un departamento frente al mar en el edificio parcialmente derrumbado Champlain Towers South, en Surfside, cerca de Miami Beach, un caso que ha conmovido a la sociedad estadounidense.

Durante el poco tiempo que Rosenberg se encontraba en Florida, se dio a conocer en su pequeña comunidad. El hombre, un judío practicante, se había unido a una sinagoga donde tenía varios conocidos.

Incluso, la semana pasada viajó a Nueva York para la ceremonia de nombramiento de su nieto, pero regresó rápido a Miami para preparar la llegada de su hija y yerno. Ambos arribaron el mismo día en que el edificio se desplomó y los sepultó tres bajo los escombros.

Rosenberg, junto a su hija Malky Weisz, de 27 años, y su yerno, Benny Weisz, de 32, están entre los más de 100 desaparecidos de la tragedia en Florida. Los familiares, amigos y compañeros de los tres se encuentran a la expectativa de tener noticias sobre sus condiciones.

El cambio de aire para Rosenberg representaba una gran opción de recuperarse de un tiempo duro por la pandemia, que trajo pérdidas, dificultades financieras, encierros y miedos.

Me dijo: ‘es el próximo capítulo de mi vida’. Pasó por el infierno. Sus padres fallecieron. Su esposa falleció”, contó Steve Eisenberg, un amigo cercano de Harry Rosenberg.

El rabino Sholom D. Lipskar, fundador de la sinagoga Shul of Bal Harbour, de la que formaba parte Rosenberg, contó que había llegado a Florida “para respirar un poco” tras las duras pérdidas familiares que sufrió en el último tiempo.

De acuerdo a medios locales, Harry Rosenberg cuidó durante tres años a su esposa, Anna Rosenberg, que padecía de un tumor cerebral. Tiempo después, su padre y madre se enfermaron de coronavirus y fallecieron.

A raíz de la enfermedad de su esposa, Harry había colocado en marcha un “centro de sanación mental para jóvenes y adultos” en un hospital de Israel.

Al menos 12 muertos

Al menos 12 personas murieron tras el derrumbe parcial del complejo Champlain Towers South, en Surfside, al norte de Miami Beach, la madrugada del pasado jueves, pero la cifra de fallecidos se espera que aumente a medida que menguan las esperanzas de hallar con vida a las 149 personas que siguen desaparecidas.

Una importante porción del edificio de 12 pisos colapsó el jueves cerca de la 01:20 horas de la mañana, provocando una de las peores catástrofes urbanas en la historia de Estados Unidos. El equipo de 15 expertos israelíes llegó al lugar de la tragedia el domingo.

Con información de AFP.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Las aguas sagradas del Ganges, en India, rebosan de muertos del COVID-19
Entre juncos marrones, los cuerpos envueltos en telas de color azafrán flotan en las aguas sagradas del Ganges, un triste recordatorio de la ferocidad del coronavirus en India, que en pocas semanas se llevó decenas de miles de vidas. (Fuente: AFP)

TE PUEDE INTERESAR