Redacción EC

El ha dejado al menos 15 fallecidos a su paso por , mientras que miles de vecinos de y Texas se han quedado sin electricidad y agua y no saben cuándo podrán volver a acceder a esos servicios.

MIRA ACÁ LA TRAYECTORIA DE LAURA:

Según los datos difundidos por las autoridades este sábado, el número de muertos ha alcanzado ya 15, con 10 fallecidos en Louisiana y cinco en Texas, los dos estados más golpeados por el huracán.

MIRA: Las imágenes de la devastación que deja el huracán Laura en Louisiana | FOTOS

Las autoridades han atribuido la mitad de los decesos a envenenamiento por monóxido de carbono debido al mal estado de generadores de electricidad dentro de las viviendas.

Las últimas víctimas mortales son un hombre de 84 años y una mujer de 80, vecinos de Allen Parish (Louisiana) , que murieron envenenados por ese gas debido, informó este sábado el Departamento de Salud de ese estado.

El gobernador de Louisiana, el demócrata John Bel Edwards, ha asegurado que Laura es el huracán que ha golpeado con más fuerza al estado en toda su historia, lo que significa que supera el impacto de Katrina, que en 2005 pasó por Louisiana como una tormenta de categoría 3.

El viernes, Edwards explicó que el huracán Laura ha dejado inundaciones de hasta 4,5 metros de altura.

Sin agua ni electricidad

Además, el Departamento de Salud de Louisiana estima que más de 220.000 personas están sin agua y ha avisado que la restauración de ese servicio puede llevar semanas o meses, mientras que la reconstrucción completa de los edificios dañados podría prolongarse años.

Entretanto, la web especializada Poweroutage estima que 412.000 personas están sin electricidad en Louisiana y 79.7000 no tienen servicio eléctrico en Texas.

Los daños en Louisiana están valorados entre 8.000 y 12.000 millones de dólares, de acuerdo a las compañías de seguros, que ya han empezado a recibir peticiones.

En Texas, el huracán provocó menos estragos entre los ciudadanos pero ocasionó el cierre de plataformas petroleras y una reducción del 84% de la extracción de petróleo en el Golfo de México, lo que supone casi el mismo impacto que sufrió la producción durante el huracán Katrina hace 15 años, cuando hubo una reducción del 90%.

En Texas y Louisiana, el huracán ha provocado enormes daños estructurales, ha destrozado carreteras y causado incendios en viviendas.

Planta petroquímica

Además, destaca el incendio en una planta petroquímica cerca de la localidad de Lake Charles (Louisiana) y en donde los bomberos seguían combatiendo las llamas a última hora del viernes.

Se trata de una planta industrial que fabrica productos a base de cloro y que tras estallar en llamas emitió una amplia humareda tóxica, por lo que las autoridades instaron a los residentes a ponerse a cubierto, cerrar ventanas y puertas y no poner el aire acondicionado.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, visitó este sábado las zonas más golpeadas por el huracán y se reunió con las autoridades locales de Louisiana y Texas.

En declaraciones a la prensa, vestido con una gorra roja, el mandatario presumió de la ayuda federal que ha aprobado para ambos estados con el fin de impulsar su recuperación.

Laura, ya debilitada, ha dejado lluvias torrenciales y tornados en el sur de EE.UU., mientras que Carolina del Norte y Virginia hoy podrían sufrir el mayor impacto, según el servicio meteorológico.

Cuando la tormenta vuelva al Océano Pacífico, se prevé que se convierta de nuevo en tormenta tropical y podría amenazar Newfoundland, en Canadá. EFE

Huracán Laura deja muerte, destrucción e inundaciones en Louisiana (AFP).
Huracán Laura deja muerte, destrucción e inundaciones en Louisiana (AFP).

Laura es el huracán más potente que afecta a Louisiana desde hace siglo y medio, según datos recabados por un investigador de la universidad de Colorado, especializado en huracanes, Philip Klotzbach.

El huracán dejó al menos 10 muertos en este estado y cuatro en la vecina Texas, la mayoría por inhalaciones de monóxido de carbono emitido por generadores eléctricos portátiles utilizados en el interior debido a los cortes de luz.

Otras cuatro personas perdieron la vida en Louisiana por caídas de árboles en sus viviendas y otra se ahogó después de que el viento hundiera su embarcación.

El viernes había 464.813 usuarios sin electricidad en Louisiana, de acuerdo con el sitio .

La violencia del viento quebró los vidrios de un gran edificio en Lake Charles, ciudad de Louisiana conocida por las refinerías de petróleo, principal fuente económica de la región.

Asimismo, un incendio se declaró en una planta de productos químicos que generó una gigantesca nube tóxica que obligó a los vecinos a refugiarse en su domicilio.


- “Pensamos que estábamos a salvo” -

Sin embargo, Edwards destacó que la marejada ciclónica “no se materializó en la medida en que se había pronosticado”, aunque puede haber alcanzado una altura de hasta 15 pies (4,57 metros) en algunas zonas.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) había alertado sobre una marejada ciclónica de hasta 6 metros y se habían emitido órdenes de evacuación para cientos de miles de residentes de Louisiana y Texas.

La mayoría de las ventanas del rascacielos Capitol One Bank Tower en la ciudad de Lake Charles quedaron destruidas tras las feroces ráfagas que también arrancaron árboles, postes de energía y señales de tránsito.

Paso del huracán Laura "fue salvaje", dice habitante de Louisiana. (AFP).
Paso del huracán Laura "fue salvaje", dice habitante de Louisiana. (AFP).

“Anoche fue aterrador porque escuchamos muchos golpes, y el apartamento temblaba de izquierda a derecha, y oímos básicamente ruidos fuertes por todas partes”, dijo a la AFP Caleb Davis, residente de Lake Charles. Estaba sentado en el suelo en un estacionamiento después de ser evacuado.

Sin embargo, el sargento encargado del cuerpo encargado de hacer cumplir la ley de vida silvestre Mason Spillman expresó alivio porque el daño no fue tan grave como se pronosticó.

“Pero no quiero restarle importancia, es una tormenta terrible, mucha gente ha perdido muchas cosas”, dijo.

El presidente Donald Trump, que el jueves en la noche dio su discurso de aceptación de la nominación presidencial republicana para las elecciones de noviembre, dijo que consideró retrasar el discurso “y darlo el lunes”.

“Resultó que tuvimos un poco de suerte. Fue muy grande. Fue muy poderoso pero pasó rápido”,indicó el mandatario, quien agregó que visitará la costa del Golfo “muy pronto”.

Poderoso huracán Laura azota implacable a los estados de Louisiana y Texas. (AFP).
Poderoso huracán Laura azota implacable a los estados de Louisiana y Texas. (AFP).

Las imágenes de satélites revelaron el inmenso tamaño del huracán cuando tocó tierra alrededor de la 01H00 (06H00 GMT) en cercanías de la ciudad de Cameron, próxima a la frontera con Texas, con vientos sostenidos de 240 km/h.

Pero la tormenta bajó su intensidad y el jueves por la tarde, Laura era una tormenta tropical que se dirigía hacia Arkansas.

Texas también estuvo en el camino del huracán, pero el estado terminó librándose de la peor parte de la tormenta y el daño más significativo tuvo lugar en la vecina Louisiana.

La marejada ciclónica. (AFP).
La marejada ciclónica. (AFP).

- Degradado a tormenta tropical -

Los meteórologos han alertado del riesgo de inundaciones en el norte de Louisiana y el sur de Arkansas.

El presidente Donald Trump anunció que visitará Texas y Louisiana el “sábado o domingo”.

Quince años después del huracán Katrina, que asoló Nueva Orleans y marcó profundamente a la población de Louisiana, las autoridades locales recomendaron a la población que extremara la prudencia.

El gobernador del Estado de Texas, Greg Abbott, dijo el jueves que la subida de las aguas no fue “tan importante como se esperaba inicialmente” y que probablemente, las evacuaciones en las zonas costeras permitieron salvar muchas vidas.

Más de 1,5 millones de personas recibieron orden de evacuación en Louisiana y Texas, uno de los estados estadounidenses más afectados a su vez por la pandemia de covid-19.

En los centros de acogida se han establecido nuevos protocolos para mantener la distancia física.

La temporada de huracanes en el Atlántico, que dura oficialmente de 1 de junio al 30 de noviembre, se anuncia particularmente intensa este año. El Centro Nacional de Huracanes vaticinó para este año, y Laura es el duodécimo.

Fuente: EFE / AFP

__________________

VIDEO RECOMENDADO

La tormenta Laura se convirtió en huracán en el Golfo de México. (AFP).
La tormenta Laura se convirtió en huracán en el Golfo de México. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR