Redacción EC

El poderoso tocó tierra este jueves en () tras cinco días desde su aparición. Desde que inició como una tormenta tropical en el Caribe el último sábado, ha azotado a Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Cuba y Estados Unidos con distinta intensidad, en medio de la crisis sanitaria y económica generada por la pandemia del .

MIRA: EN VIVO | Una niña, primera víctima mortal conocida del huracán Laura en EE.UU. | VIDEOS

El sábado pasado, cuando Laura era una tormenta tropical, comenzó su paso por las Islas de Sotavento, en el este del Caribe. En ese momento, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés) ya alertaba que Laura se podría convertir en huracán y dirigirse hacia la zona costera de Louisiana, Mississippi, Alabama y el extremo occidental de Florida.

Ese mismo sábado, la mitad este de comenzó a recibir lluvias asociadas a Laura, que avanzaba por el Caribe sin organización, lo que la hacía más débil. La tormenta se movió con vientos de hasta 65 kilómetros por hora, dejó a 191.000 personas sin electricidad y provocó cortes de carretera y deslizamientos de tierra.

Una persona camina entre la lluvia y los fuertes vientos debido al paso de la tormenta tropical Laura, en Arroyo, sur de Puerto Rico, el sábado 22 de agosto. (Foto: EFE / Thais Llorca)
Una persona camina entre la lluvia y los fuertes vientos debido al paso de la tormenta tropical Laura, en Arroyo, sur de Puerto Rico, el sábado 22 de agosto. (Foto: EFE / Thais Llorca)

El domingo, Puerto Rico recuperaba lentamente la normalidad y Laura seguía su camino hacia y Haití con vientos de hasta 62 kilómetros por hora.

Una niña de 10 años murió ese día en el sudeste de Haití por los embates de la tormenta, que se acercaba a ese país amenazando con inundaciones y deslizamientos de tierra. La menor murió tras la caída de un árbol sobre su vivienda en la comuna de Anse-à-Pitres.

En la isla La Española, que comparten Haití y República Dominicana, Laura dejó un saldo de 25 muertos, y el lunes pasó como tormenta tropical por , provocando intensas lluvias, fuertes marejadas y algunos daños materiales.

La tormenta tocó tierra cubana al menos dos veces, comenzó a alejarse y empezó su viaje por el Atlántico, rumbo a Estados Unidos.

Una mujer en bicicleta pasa junto a ramas de un árbol caído y un poste eléctrico torcido tras el paso de Laura por La Habana (Cuba), el martes 25 de agosto. Cuba inició ese día la fase de recuperación y evaluación de los daños causados por la tormenta tropical, que recorrió la isla de extremo a extremo unos días antes. (Foto: EFE / Ernesto Mastrascusa)
Una mujer en bicicleta pasa junto a ramas de un árbol caído y un poste eléctrico torcido tras el paso de Laura por La Habana (Cuba), el martes 25 de agosto. Cuba inició ese día la fase de recuperación y evaluación de los daños causados por la tormenta tropical, que recorrió la isla de extremo a extremo unos días antes. (Foto: EFE / Ernesto Mastrascusa)

“Después que pase Cuba es prácticamente seguro, cuando entre en el Golfo de México, que ya será un huracán”, alertó ese día el meteorólogo José Rubiera a la TV estatal de Cuba. Y así ocurrió.

Laura el martes por la mañana, poco después de entrar a las cálidas aguas del Golfo de México, cobrando fuerza rumbo a la costa de Estados Unidos y con el potencial de hacer subir la marea y anegar poblaciones enteras.

Un día después, el miércoles, se convirtió en un amenazante huracán de categoría 4 y aumentó su magnitud en casi un 87% en cuestión de 24 horas. Alcanzó un tamaño que el NHC describió como “extremadamente peligroso”.

Ese día, los vientos de Laura azotaron durante toda la noche la ciudad de Lake Charles (Luisiana), arrancando tejados de edificios y rompiendo ventanas. La ciudad de 78.000 habitantes recibió vientos sostenidos de 137 kilómetros por hora.

Este jueves, Laura tocó tierra en el suroeste de Luisiana. Los meteorólogos advirtieron que podría impulsar una inmensa pared de agua unos 65 kilómetros tierra adentro.

Ya en Louisiana se ha debilitado a una tormenta de categoría 2, con vientos máximos sostenidos de 168 kilómetros por hora, mientras avanzaba hacia el norte y azotaba el suroeste de ese estado.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, informó este jueves que recibió el informe de la primera víctima fatal de Laura en el estado, una niña de 14 años que murió cuando un árbol cayó sobre su casa.

Hasta el momento, Laura también ha ocasionado daños a numerosos edificios y viviendas, tanto en ese estado como en el vecino Texas. También puede causar estragos en el corazón de la industria petrolera de Estados Unidos, obligando a las plataformas y refinerías de la zona a detener la producción.

Se prevé que Laura mantenga la categoría de huracán, con vientos superiores a los 119 kilómetros por hora hasta que alcance la frontera norte de Luisiana con Arkansas.

Fotografía cedida por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense donde se muestra el pronóstico de cinco días de la trayectoria del huracán Laura en territorio estadounidenses.  (Créditos: EFE / NHC)
Fotografía cedida por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense donde se muestra el pronóstico de cinco días de la trayectoria del huracán Laura en territorio estadounidenses. (Créditos: EFE / NHC)

En medio de la pandemia del COVID-19

La tormenta tropical convertida en huracán va golpeando a cinco países que viven, como el resto del mundo, la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus. Por ello, las evacuaciones se han realizado con medidas sanitarias para evitar que se generen nuevos contagios. En Louisiana, por ejemplo, las personas que acudieron a los centros de evacuados mantienen una distancia física de dos metros, usan desinfectantes y pasan por controles de temperatura.

De acuerdo con el reporte de la , en Puerto Rico hay 30.744 casos confirmados de COVID-19 y 404 fallecidos. En tanto, en República Dominicana van 92.577 infectados y 1.613 fallecidos.

En Haití, el último reporte da cuenta de 8.122 casos confirmados y 197 decesos; en Cuba, 3.759 y 92, respectivamente. Por último, Estados Unidos es el país del mundo más golpeado por la pandemia con más de 5,8 millones de casos y 179.708 decesos.

Solo en Louisiana, el estado golpeado directamente por el huracán Laura, hay 144.960 infectados y 4.851 fallecidos.

__________________

VIDEO RECOMENDADO

Laura se convierte en huracán categoría 4 "extremadamente peligroso"
Laura se convierte en huracán categoría 4 "extremadamente peligroso"

TE PUEDE INTERESAR: