El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pronuncia su primer discurso sobre política exterior. (SAUL LOEB / AFP).
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pronuncia su primer discurso sobre política exterior. (SAUL LOEB / AFP).
Agencia AFP

Agencia de noticias

El presidente estadounidense, , prometió el jueves contrarrestar el “autoritarismo” tanto de China como de Rusia, insistiendo en su deseo de romper con la postura de Donald Trump hacia Moscú.

MIRA ACÁ LA TRANSMISIÓN EN VIVO:

MIRA: Las claves de las órdenes firmadas por Biden para desmontar las medidas antiinmigrantes de Trump

Estados Unidos debe “estar ahí frente al avance del autoritarismo, en particular las crecientes ambiciones de China y el deseo de Rusia de debilitar nuestra democracia”, afirmó.

“Le dejé claro al presidente [Vladimir] Putin, de una manera muy diferente a mi antecesor, que la época en que Estados Unidos se sometió a los actos agresivos de Rusia (...) se acabó”, agregó.

Washington -que culpa al Kremlin por un ataque cibernético masivo y lo acusa de intromisión en las elecciones presidenciales de Estados Unidos- ha endurecido rápidamente su postura hacia Moscú.

Estados Unidos también denunció el arresto de Alexéi Navalny, uno de los pocos opositores que se enfrentan al presidente ruso, y Biden dijo este jueves que debe ser liberado de forma “inmediata”.

Giro a la diplomacia

Biden puso fin este jueves al apoyo a la coalición encabezada por Arabia Saudita en la guerra en Yemen y congeló el retiro de tropas de Alemania, en tanto que afirmó que Washington no va a “someterse” más a Rusia, en una ruptura con la diplomacia de Donald Trump.

Tras dos semanas en el poder, Biden y su vicepresidenta, Kamala Harris se desplazaron hasta el Departamento de Estado para mostrar que el gobierno considera la diplomacia como una prioridad y para elaborar en un discurso los ejes de su política exterior.

El fin del respaldo de Estados Unidos a la coalición militar liderada por Arabia Saudita que lucha en Yemen contra los rebeldes hutíes revierte la política de Trump de brindar asistencia logística y vender enormes cantidades de armamento.

“Esta guerra debe acabar”, dijo Biden. “Para subrayar nuestro compromiso, estamos terminando todo apoyo estadounidense a las operaciones ofensivas en la guerra en Yemen, incluyendo la venta de armas”.

MIRA: Biden pide el fin de la guerra en Yemen y anuncia que EE.UU. ya no apoyará la ofensiva de Arabia Saudita

Esta guerra que comenzó en 2014 cuando los rebeldes hutíes - alineados con Irán - se levantaron contra el gobierno, iniciando un conflicto que derivó en la peor crisis humanitaria que vive el mundo.

Esta promesa de campaña de Biden es parte de una revisión más amplia de la política estadounidense en Medio Oriente.

Los hutíes celebraron este cambio, que fue anunciado más temprano por el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, y afirmaron que esperan que sea “el primer paso de una decisión para poner fin a la guerra”.

El plan revisará también la inclusión de los hutíes en la lista negra de “organizaciones terroristas” de Estados Unidos, otra medida tomada in extremis por el gobierno de Trump, pero criticada ampliamente por amenazar la entrega de ayuda a Yemen.

En su discurso de prioridades estratégicas Biden dijo que “Estados Unidos ya no puede permitirse estar ausente en el concierto mundial”.

“Estados Unidos está de vuelta. La diplomacia está de vuelta”, afirmó el mandatario demócrata.

Cumpliendo con otra promesa de campaña, anunció que la cuota anual de refugiados admitidos bajo el programa de reasentamiento pasará de 15.000 a 125.000.

En otra reversión de los programas de su antecesor, Biden confirmó que “congelará” el plan iniciado por Trump para reducir la presencia de tropas estadounidenses en Alemania, piedra angular de la seguridad de la OTAN desde el comienzo de la Guerra Fría, como parte de “una revisión global de la situación” de las fuerzas desplegadas en el mundo.

MIRA: Joe Biden suspende la retirada de tropas estadounidenses de Alemania decidida por Trump

Trump informó en junio que quería reducir en gran medida el número de militares estacionados en Alemania, de unos 35.000 a unos 25.000. Esa decisión fue vinculada a su tensa relación con Berlín y la Unión Europea por cuestiones comerciales, pero generó preocupaciones de que estaba debilitando la seguridad de los países occidentales frente a una Rusia en resurgimiento.

EEUU pide a junta en Myanmar que renuncie

Después del golpe de Estado esta semana en Myanmar contra el gobierno civil de Aung San Suu Kyi, Biden llamó a los militares a “renunciar al poder que confiscaron” y les pidió que liberen a los activistas y funcionarios detenidos, que levanten las restricciones a las telecomunicaciones y se abstengan de la violencia.

“En una democracia, la fuerza no se puede usar contra la voluntad del pueblo”, afirmó el mandatario coincidiendo con la orden emitida por la junta de Birmania de bloquear el acceso a Facebook.

Sullivan dijo más temprano además que la Casa Blanca evalúa por otra parte “sanciones específicas” contra entidades que canalizan apoyo financiero a los militares del país asiático.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

___________________________

VIDEO RECOMENDADO

Así fue el asalto a la sede del Congreso de EE.UU.

Tensión en el Capitolio: Así fue el asalto a la sede del Congreso de EE.UU.
Tensión en el Capitolio: Así fue el asalto a la sede del Congreso de EE.UU.

TE PUEDE INTERESAR