Redacción EC

El concejo municipal de , la ciudad más grande de Minesotta, votó en su mayoría por desmantelar su Departamento de Policía para sustituirlo por un nuevo modelo de seguridad comunitario, motivados por las olas de protestas desencadenada tras el asesinato de a manos de un grupo de policías durante su arresto.

En total, 9 de los 13 concejales votaron a favor de la moción. Esta cantidad de votos asegura que la iniciativa no podrá ser vetada. Sin embargo, los legisladores locales advirtieron que la medida no será adoptada a corto plazo y en el camino encontrará oposición, principalmente del alcalde Jacob Frey, quien ya dejó en claro que se opone a la medida.

MIRA: Alcalde de Minneapolis es expulsado de una manifestación contra el racismo y el asesinato de George Floyd | VIDEO

Este año, el Departamento de Policía de Minneapolis recibió un presupuesto de US$193,3 millones y estaba compuesto por 892 oficiales y 175 trabajadores civiles.

El desmantelamiento implicaría dejar de financiar al cuerpo policial y destinar ese dinero a iniciativas comunitarias que recién serán discutidas en próximos concejos. “La idea de no tener un Departamento de Policía ciertamente no es a corto plazo”, explicó la presidenta del concejo, Lisa Bender, a CNN.

En principio, según el estatuto de la ciudad, se requeriría el apoyo de los 13 concejales y la aprobación del alcalde para que el desmantelamiento se concrete. Hasta ahora, entre los 4 que no han apoyado la moción hay 3 que podrían cambiar su voto, según The Star Tribune, el periódico más grande la ciudad.

Esto podría resolverse sometiendo la propuesta a un referéndum que necesitaría de la mayoría simple para ser aprobado.

Lo poco que se ha conocido sobre el nuevo modelo es que el dinero sería destinado a servicios sociales. “Posiblemente usando al Departamento de Bomberos para manejar llamadas por sobredosis de drogas, profesionales de la salud y servicios sociales para atender asuntos de salud mental en lugar de oficiales uniformados con armas”, explica The Star Tribune.

Esto se habría decidido luego de analizar que la mayoría de llamadas al 911 en Minneapolis respondían a casos vinculados a salud mental, emergencias médicas y servicios contra incendios, según Bender.

Y, por extraño que suene ver a una ciudad sin policías, no es la primera vez que se propone algo así en Estados Unidos. Si bien hay casos anteriores, desde el 2014 la iniciativa comenzó a ganar fuerza gracias a diversos activistas que proponían retirar el financiamiento policial, asegurando que las múltiples medidas orientadas para reducir la brutalidad de los uniformados con las minorías no habían funcionado, en referencia a la implementación de cámaras corporales y la prohibición de ciertas técnicas, entre otras.

En julio del año 2000, el Concejo Municipal de la ciudad de Compton, en California, votó a favor de desmantelar a su cuerpo policial. La medida, que contó con el apoyo del alcalde Omar Bradley, se tomó debido a que los residentes consideraban que los uniformados no podían detener la violencia que se había descontrolado en la ciudad. En reemplazo, el concejo votó a favor de contratar al Departamento de Policía del Condado de Los Ángeles, según un artículo de Los Angeles Times de aquella época.

Años más tarde, en el 2012, los residentes de Camden, en Nueva Jersey, tomaron la decisión de disolver su Departamento de Policía para reemplazarlo por una nueva fuerza armada a nivel del condado. En aquella ocasión la razón fue la misma: tasas de crimen desenfrenado.

En el 2014, tras el asesinato de Michael Brown, se intentó lo mismo en la ciudad de Ferguson, en Missouri, aunque no se llegó a concretar la propuesta.

Minneapolis, por el momento, deberá esperar a más detalles de parte del concejo ciudadano para reemplazar a los uniformados -y su excesiva violencia denunciada en repetidas ocasiones- sin que esto implique descuidar la seguridad del lugar.

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Las voces de las protestas contra el racismo en EE.UU. (AFP)

TE PUEDE INTERESAR