Donald Trump durante un recorrido por los prototipos del muro fronterizo México-Estados Unidos en San Diego, California, el 13 de marzo de 2018. (REUTERS / Kevin Lamarque).
Donald Trump durante un recorrido por los prototipos del muro fronterizo México-Estados Unidos en San Diego, California, el 13 de marzo de 2018. (REUTERS / Kevin Lamarque).
Redacción EC

Una empresa de construcción que fue ampliamente promocionada por el presidente de , , se hizo de un contrato importante para la edificación del muro en la frontera con México, que está valorizado en más de US$1.200 millones.

Según CNN, el portavoz del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos confirmó que a Fisher Sand and Gravel, de Dakota del Norte, se le concedió el contrato de “infraestructura de barrera fronteriza” el pasado 6 de mayo.

El “Arizona Daily Star” fue el primer medio en informar del contrato de Fisher Sand and Gravel, que todavía no ha sido divulgado por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza o el Departamento de Defensa.

La información de este acuerdo se da cuando otro contrato fronterizo de la compañía del mes de diciembre (con un valor de US$ 400 millones) sigue siendo revisado por el inspector general del Departamento de Defensa tras la solicitud del Congreso, indicó la cadena CNN.

Bennie Thompson, presidente de la comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, manifestó en diciembre que algunas acciones pueden plantear "preocupaciones sobre la posibilidad de influencia inapropiada” con respecto a la decisión de darle el contrato a la empresa.

Le solicito que revise la adjudicación de este contrato para asegurarse de que la oferta presentada por Fisher Sand and Gravel Co. cumplió con los estándares de solicitud y que USACE hizo la adjudicación de acuerdo con las leyes y reglamentos federales de adquisiciones”, declaró Thompson en aquella instancia.

La compañía ha sido promocionada públicamente por el presidente a pesar de tener un historial con más de US$1 millón en multas por violar las directrices fiscales y ambientales.

Incluso, hace unos diez años, un excopropietario se declaró culpable de fraude fiscal y fue enviado a la cárcel. La compañía, por otra parte, ha admitido haber defraudado al gobierno de Estados Unidos al obstruir al IRS (Servicio de Impuestos Internos​). Fisher Sand and Gravel tiene también una fuerte presencia en Arizona donde opera una empresa de perforación, voladura y asfalto”, señaló CNN. En esta zona del país es donde habría registrado un largo historial de violaciones al ambiente.

________________________

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR