Georgia. Una de las primeras mujeres que completan el agotador adiestramiento en la escuela de del ejército de Estados Unidos es una oficial de 25 años, piloto de helicópteros Apache.

"Está hecha para esto", dijo Chris Haver acerca de su hija, la teniente primero Shaye Haver, de Copperas Cove, Texas. Ella es una de las dos mujeres que se graduarán el viernes de la Escuela de Rangers de Fort Benning, Georgia.

El curso de dos meses pone a prueba la capacidad de los soldados de superar la fatiga, el hambre y el estrés en operaciones de combate. La escuela permitió el ingreso de mujeres por primera vez este año como parte de una política de las fuerzas armadas de abrir más puestos de combate a mujeres.

Chris Haver calificó la hazaña de su hija de "asombrosa" y añadió, "estoy súper orgulloso. Conozco a muchos que han hecho el curso y saben por lo que se pasa. Dicen que es el más demandante en términos mentales, en el que hayan estado".

Shaye Haver, graduada de la Academia Militar de Estados Unidos en West Point, siguió los pasos de su padre el convertirse en piloto de helicópteros. El hombre también fue aviador de la Armada y voló aparatos del mismo tipo.

El padre de Haver dijo que su hija siempre ha sido fuerte mentalmente y tiene una gran condición física, e indicó que ha corrido maratones y fue integrante del equipo de triatlón en West Point.

El ejército, que no dio a conocer sus nombres, permitió que las mujeres se enrolaran en el curso de Rangers como parte de su nueva modalidad de abrir puestos de combate para mujeres. Al completar el curso, pueden llevar el distintivo de los Rangers en su uniforme, pero no formar parte del regimiento.

Fuente: AP

TAGS RELACIONADOS