Los ciudadanos de Washington DC exigen al Congreso que la capital estadounidense se convierta en el 51 estado del país.  AFP / MANDEL NGAN
Los ciudadanos de Washington DC exigen al Congreso que la capital estadounidense se convierta en el 51 estado del país. AFP / MANDEL NGAN
Redacción EC

Washington DC, la capital de , el hogar de la Casa Blanca, el Capitolio, la Corte Suprema y los edificios federales más monumentales del país, está bregando desde hace décadas por convertirse en el estado 51. Hogar de 712 mil personas, el Distrito de Columbia tiene un tratamiento diferenciado por ser, justamente, la sede política de la primera potencia.

Sin embargo, ese estatus especial le impide tener representantes o senadores con voz y voto en el Congreso, al que sostienen con sus impuestos.

La capital es considerada un distrito federal y tiene un gobierno local dirigido por el alcalde de la ciudad acompañado de un concejo municipal. Sin embargo, las leyes que se aprueban están sujetas a la revisión del Congreso y pueden ser revocadas. Como recuerda la agencia Bloomberg, el Congreso, por ejemplo, ha bloqueado el uso de fondos del distrito para permitir el uso legal de la marihuana.

Una situación que buscan cambiar y que ya recibió la luz verde de la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata. Este jueves, los legisladores votaron a favor de una iniciativa que les daría a los capitalinos la ansiada estadidad. Con 216 votos a favor y 208 en contra, el proyecto de ley avanzó en la cámara baja, pero es probable que naufrague en el Senado por motivos básicamente políticos.

En Washington DC viven 712 mil personas y están los principales monumentos y edificios federales. En la foto, el National Mall. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS
En Washington DC viven 712 mil personas y están los principales monumentos y edificios federales. En la foto, el National Mall. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

En la cámara alta, la iniciativa deberá conseguir 60 votos, algo que se presume difícil teniendo en cuenta que los escaños están repartidos por igual -50 y 50- entre republicanos y demócratas, y que los primeros no tienen mayor interés en aprobarla pues el 76% de los votantes de Washington DC son, justamente, demócratas.

“Se trata de democracia. Se trata de autogobierno. Se trata de derechos electorales”, señaló el jueves el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

¿Qué se conseguiría?

Los que alientan esta propuesta señalan que en Washington DC viven más personas que en muchos otros estados del país, como Vermont, Wyoming o Delaware.

Pese a ello, solo tienen derecho a una sola representante en el Congreso, la afroamericana Eleanor Holmes Norton, quien tiene escaño, pero no puede votar.

De convertirse en un estado, el Distrito de Columbia podría contar con dos senadores y un legislador en la Cámara de Representantes, lo que haría inclinar la balanza a favor de los demócratas.

Actualmente, pese a su población, Washington DC no puede aportar más que tres electores en el Colegio Electoral durante los comicios presidenciales, los mismos que aportan los estados menos poblados del país.

Si bien la legisladora Norton ha presentado su iniciativa varias veces, la reciente toma del Capitolio, el pasado 6 de enero, le ha dado más relevancia. Durante la invasión de la turba proTrump en el recinto del Congreso, las autoridades de DC carecían de autoridad para movilizar tropas de la Guardia Nacional, como sí lo pueden hacer los gobernadores estatales, y se convirtió en uno de los factores en la lentitud para poder desalojar a los extremistas.

La toma del Capitolio el pasado 6 de enero mostró lo frágil que era la seguridad en Washington DC y la imposibilidad de las autoridades para contener a la turba. AFP
La toma del Capitolio el pasado 6 de enero mostró lo frágil que era la seguridad en Washington DC y la imposibilidad de las autoridades para contener a la turba. AFP

¿Por qué nunca ha sido un estado?

Según detalla Bloomberg, la Constitución señala que la sede del gobierno debe ser un “distrito que no exceda las diez millas cuadradas sobre el cual el Congreso ejercerá legislación exclusiva”.

James Madison, uno de los padres fundadores, explicó que el objetivo era evitar que cualquier estado tuviera demasiado poder al convertirse en el anfitrión del gobierno nacional.

La ciudad de Washington -fundada en 1790 en honor a George Washington- nació como una ciudad planificada, y fue desarrollada a finales del siglo XVIII para servir como la capital nacional permanente, después de que diversas ciudades -incluyendo Nueva York- ostentaran dicha posición desde la independencia del país, en 1776.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más


VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR