Redacción EC

Los nombres de 3.500 soldados estadounidenses muertos durante la se leyeron este sábado en el cementerio de Romagne-sous-Montfaucon (noreste de ) y sus tumbas se iluminaron, durante la conmemoración del Día del Armisticio.

"Al leer el nombre de estos muertos volvemos a darles vida. Hace casi 100 años que están ahí y hay nombres que nunca se han pronunciado", dijo durante la lectura Denis Cordonnier, presidente de una de las cuatro asociaciones organizadoras de la conmemoración de este aniversario en la necrópolis.

También se colocaron velas sobre 3.500 de las 14.246 sepulturas de los "sammies", los soldados de las fuerzas armadas estadounidenses que acudieron a Europa hacia el fin de la Gran Guerra.

"Les debemos nuestra libertad, no podemos olvidarlo", señaló Cordonnier.

Una pequeña multitud amontonada bajo paraguas escuchó a los voluntarios que fueron desgranando los nombres de los soldados estadounidenses mientras miraban imágenes de la Primera Guerra Mundial proyectadas en una pantalla.

Ante una de las miles de cruces blancas de la necrópolis, un guía contó la historia de Freddie Stowers, caído a los 22 años durante la ofensiva de Argonne, el 28 de septiembre de 1918. En 1991 se convirtió en el primer soldado estadounidense negro condecorado con la medalla de honor, la mayor distinción del país norteamericano.

"No queríamos perdernos el homenaje a los estadounidenses en el centenario de su llegada", contaron Isabelle y Marc Piret, quienes fueron con sus tres hijos.

"Uno se da cuenta de que hay miles de hombres que murieron por nosotros en un país que no era el suyo", añadieron.

Esta ceremonia, 99 años después del fin de la Primera Guerra Mundial, es "una especie de ensayo" antes del centenario, según Cordonnier.

"El año próximo, se iluminarán las 14.246 tumbas y se pronunciarán los 14.246 nombres con una lectura durante toda la noche", detalló.

También se leerán los nombres de 954 desaparecidos, inscritos en uno de los muros de la capilla.

Con sus 14.246 tumbas de soldados estadounidenses en ocho parcelas, el cementerio de Romagne-sous-Montfaucon es el más importante de Europa.

(Fuente: AFP)