Merkel dijo asimismo que los coches fabricados en Baviera no representaban una mayor amenaza que los mismos vehículos producidos en Carolina del Sur. (Reuters)
Merkel dijo asimismo que los coches fabricados en Baviera no representaban una mayor amenaza que los mismos vehículos producidos en Carolina del Sur. (Reuters)
Redacción EC

Múnich. , canciller de , juzgó el sábado "espantoso" que considere los automóviles europeos importados como una amenaza para la seguridad nacional, una medida que aumentaría las tensiones entre ambos. 

"Si estos autos (...) se convierten de repente en una amenaza para la seguridad de Estados Unidos, entonces esto nos parece espantoso. Todo lo que puedo decir es que estaría bien que consigamos llegar a verdaderas negociaciones", afirmó Merkel.




La industria automotora alemana sería la primera afectada por medidas arancelarias por parte de Estados Unidos.

La canciller hizo estas declaraciones durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, donde el vicepresidente estadounidense Mike Pence también tuvo que pronunciarse. 

Merkel dijo asimismo que los coches fabricados en Baviera, en el sur de Alemania, no representaban una mayor amenaza que los mismos vehículos producidos en Carolina del Sur, en Estados Unidos, donde "se encuentra la mayor fábrica de BMW en el mundo".

El departamento de Comercio de Estados Unidos concluyó que los autos y el material automovilístico importado eran una amenaza para la seguridad nacional del país, ya que debilitaba la industria automotora, indicaron fuentes concordantes a la AFP, lo que podría dar paso a nuevos aranceles.

Los grupos automotores alemanes, entre ellos los gigantes Volkswagen, Daimler y BMW exportaron en 2018 470.000 autos de Alemania hacia Estados Unidos, según cifras de la federación de constructores VDA.

Fuente: AFP