Mas anuncia una consulta alternativa sin validez en Cataluña
Mas anuncia una consulta alternativa sin validez en Cataluña
Redacción EC

Madrid/ Barcelona (DPA)

El jefe del gobierno de , , renunció hoy oficialmente a la que convocó el 9 de noviembre en la región del noreste de , pero anunció que ese día medirá el sentimiento secesionista con una consulta pública alternativa sin validez.

"Habrá mesas, habrá urnas y habrá papeletas", manifestó Mas en la sede del gobierno catalán, en Barcelona, donde planteó esa consulta alternativa como avance de unas elecciones plebiscitarias con un frente común para la independencia de los partidos secesionistas.

El gobierno español de Mariano Rajoy, que se negó a negociar con Mas un referéndum del tipo del que celebró recientemente , llevó la consulta de autodeterminación al Tribunal Constitucional porque solo el Estado central puede convocar referéndums.

La corte la suspendió hace unas semanas y el líder catalán, que hoy habló del Estado español como "adversario", asumió el lunes por la noche ante los partidos pro consulta que no puede organizar una cita oficial con las urnas en

La que anunció hoy en la región de 7,5 millones de habitantes mantiene la pregunta original -"¿Quiere que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que sea independiente?"- pero es solo un sucedáneo del referéndum de autodeterminación, para disgusto de los partidos independentistas que fueron de la mano con él hasta ahora.

PREPARA ELECCIONES PLEBISCITARIAS

Dirigiéndose a ellos, Mas puso sobre la mesa la opción de unas elecciones regionales ordinarias a las que los partidos independentistas otorguen carácter plebiscitario con una lista conjunta y un programa conjunto con la secesión como único punto.

"La consulta definitiva, con plenas y totales garantías, solo se podrá hacer a través de elecciones que los partidos transformen en un referéndum de facto", manifestó. "Unas elecciones con lista conjunta y programa conjuntos, de forma que el voto se interprete en el mundo entero como la victoria o la derrota (del secesionismo)".

Los partidos catalanes prorreferéndum escenificaron entre tanto la ruptura con el líder catalán tras su renuncia a celebrarlo bajo la prohibición del Tribunal Constitucional.

En Madrid, el presidente celebró la renuncia de Mas a organizar una consulta ilegal. "Que no se celebre el referéndum (en Cataluña) es una excelente noticia", dijo poco antes de que Mas anunciara sus nuevos pasos en Barcelona.