El Brexit, la histórica salida del Reino Unido de la Unión Europea, se hizo total una hora antes de la medianoche del jueves. (Foto: AP / Matt Dunham)
El Brexit, la histórica salida del Reino Unido de la Unión Europea, se hizo total una hora antes de la medianoche del jueves. (Foto: AP / Matt Dunham)
Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La llegada del 2021 trajo consigo un nuevo capítulo en la historia de Europa. Tras casi 50 años de relación, el y la consumaron el . A las 11 de la noche hora de Londres y medianoche en Bruselas, los británicos cortaron sus lazos con el bloque regional, abandonando la unión aduanera y el mercado único al término del período de transición pos ruptura.

MIRA: Histórico acuerdo post Brexit, que fue aprobado por diputados británicos y firmado por Bruselas

Pero aunque el divorcio -un proceso tedioso y a veces frustrante que se extendió por cuatro años- fue consumado hoy, existen aspectos que aún causan preocupación y nuevas realidades a las que los ciudadanos de ambas partes deberán adaptarse.

Los reparos quedaron plasmados en las portadas de los principales medios británicos. Acompañando al titular “En la crisis, sin fanfarria, Reino Unido pone fin a la era europea”, el diario progresista “The Guardian” considera que la salida ha sido “particularmente discreta si no es por las advertencias de probables perturbaciones en el horizonte”. Otros medios como “The Independent” también esbozaron dudas en su portada: “¿Fuera de peligro o abandonados a la deriva?”, se pregunta el diario en su primera plana.

Pese a las divisiones y los desafíos, el primer ministro Boris Johnson se mostró optimista en un artículo publicado en “The Daily Telegraph”. La ruptura presenta “oportunidades desconocidas para la memoria moderna [...] Necesitamos la oportunidad que nos da el Brexit para impulsar los sectores en los que sobresalimos”, dijo el político.

A continuación, mencionamos algunas transformaciones que los ciudadanos del Reino Unido y la Unión Europea tendrán que afrontar:

- Fin de la libre circulación

Con la separación del Reino Unido de la UE, terminó la libre circulación de personas entre las dos orillas del Canal de la Mancha.

A partir de ahora, los ciudadanos británicos en la Unión Europea serán considerados nacionales de un “tercer país”, y por lo tanto sin los beneficios de libre circulación para estudiar o trabajar en cualquiera de los 27 Estados miembros del bloque.

Por su parte, los europeos residentes en el Reino Unido recibirán el mismo tratamiento destinado a personas de cualquier otro país, con la posibilidad de registrarse para poder seguir viviendo en territorio británico.

En cuanto al turismo, ambas partes acordaron que los viajes de placer se podrán realizar sin un visado, pero los británicos ya no podrán utilizar en Europa los servicios automáticos de control fronterizo de pasaportes.

Al cruzar la frontera, en ambas direcciones, se le puede exigir al turista que haya adquirido un billete de regreso, o bien que demuestre que tiene medios para pagarlo y mantenerse durante su estancia en el extranjero.

Para viajar a Europa, los británicos deberán tener pasaporte con al menos seis meses de validez y su estancia estará limitada a un total de 90 días por semestre. Durante ese tiempo pueden hacer turismo, visitar a familiares y amigos, hacer negocios o cursar estudios de corta duración. Para estancias más largas y para trabajar deben solicitar un permiso.

Además, para visitas a Bulgaria, Croacia, Chipre y Rumanía se aplican otras reglas.

Boris Johnson (Foto: Leon Neal/Pool via AP)
Boris Johnson (Foto: Leon Neal/Pool via AP)

- Visas para trabajar, estudiar y más

Los ciudadanos europeos que pretendan estudiar en el Reino Unido a partir de enero precisarán de un visado para cursos con duración superior a seis meses, y pagarán tarifas mayores que los estudiantes locales.

Al mismo tiempo, los estudiantes británicos que deseen estudiar en Europa enfrentarán tarifas especiales y exigencia de visados, además de estar impedidos de trabajar.

En cuanto al campo laboral, los europeos que quieran trabajar en el Reino Unido tendrán que aplicar a una visa y se les pedirá una oferta de trabajo, suficiente nivel de inglés y un salario de al menos 25.600 libras al año (US$34.189), entre otros requerimientos, indica la BBC.

Por su parte, los británicos que quieran vivir y trabajar en territorio de la Unión Europea deberán cumplir los requisitos del sistema migratorio de donde quieran establecerse.

Cabe destacar que los ciudadanos que ya vivían en Reino Unido y la Unión Europea antes del final del 2020 tienen sus derechos garantizados.

Los británicos también necesitarán visados para alquilar una vivienda, abrir un negocio o acceder a la salud pública en los países de la Unión Europea.

- El programa Erasmus llega a su fin

Aunque el Reino Unido seguirá formando parte de algunos programas de la Unión Europea entre el 2021 y el 2027, dejará de formar parte de otros, como el Erasmus, que ofrece intercambios universitarios subsidiados en países europeos.

Se trata de un programa de movilidad estudiantil en la Unión Europea que tiene un presupuesto de 14.700 millones de euros y ofrece a más de 4 millones de estudiantes la oportunidad de estudiar o formarse en el extranjero.

El Reino Unido participaba en el programa Erasmus desde 1987. Actualmente cerca de 150.000 universitarios europeos cursan estudios en algún centro superior británico.

Tras la consumación total del Brexit, entrar en una las universidades de élite británicas será más caro y complicado.

Varias manifestaciones contra el Brexit tuvieron lugar en los últimos meses. (Foto: Bloomberg)
Varias manifestaciones contra el Brexit tuvieron lugar en los últimos meses. (Foto: Bloomberg)

- Más burocracia comercial

Aunque el Reino Unido y la Unión Europea alcanzaron un acuerdo de libre comercio en Nochebuena y determinaron que pueden seguir comprando y vendiendo bienes sin aranceles ni cuotas, la burocracia aumentará.

Las empresas se enfrentan ahora a una gran cantidad de nuevos costes y papeleo, incluyendo declaraciones aduanales y controles fronterizos. Los comerciantes pasan apuros para asimilar las nuevas reglas impuestas por el acuerdo comercial.

Este viernes, el tráfico de camiones y mercancías por el canal de la Mancha fluyó “sin ningún problema” en las primeras horas de la partida definitiva del Reino Unido de la Unión Europea, a pesar de los temores que había de bloqueos y caos.

En el lado francés del Eurotúnel, que une el continente con Gran Bretaña pasando bajo el Canal de la Mancha, entraron en vigor nuevos trámites: junto a los habituales controles de seguridad, los agentes empezaron a escanear las matrículas de los camiones para asegurarse de que cumplan los nuevos requisitos aduaneros.

Casi 200 camiones pasaron por el Túnel de la Mancha en la noche del jueves al viernes, luego de que se restablecieran las formalidades aduaneras, informó la dirección de Getlink, operador del túnel.

El acuerdo comercial debería ayudar a proteger los 660.000 millones de libras (894.000 millones de dólares) de comercio anual entre ambas partes, y los cientos de miles de empleos que dependen de él.

Un camionero espera para mostrar su documentación a los funcionarios para el despacho de aduanas y los resultados de las pruebas de coronavirus mientras llega al Eurotúnel en ruta hacia Francia el primer día después del final del período de transición de Brexit. (Foto: Reuters / Toby Melville)
Un camionero espera para mostrar su documentación a los funcionarios para el despacho de aduanas y los resultados de las pruebas de coronavirus mientras llega al Eurotúnel en ruta hacia Francia el primer día después del final del período de transición de Brexit. (Foto: Reuters / Toby Melville)

- Impuesto a productos de higiene

Con la llegada total del Brexit, el impuesto sobre el valor añadido (IVA) a los tampones y toallas higiénicas quedó suprimido en el Reino Unido, que ya no tiene que aplicar la reglamentación europea que obliga a imponer un gravamen mínimo de 5% a los productos de higiene.

El ministerio de Finanzas británico estimó que la eliminación del IVA en las protecciones menstruales le ahorraría a una mujer unas 40 libras (55 dólares, 45 euros) a lo largo de su vida.

Los productos menstruales ya se distribuyen en las escuelas públicas y universidades de Inglaterra desde hace un año y a las pacientes que las necesitan en los hospitales públicos.

- Roaming

El Brexit también significa que se terminará la obligación de gratuidad del roaming, que permite a los usuarios continuar usando sus celulares u otros dispositivos móviles mientras visitan otro país.

Según indica el diario español “El País”, con la nueva realidad la legislación europea deja de aplicarse y las empresas británicas son libres de imponer cargos por itinerancia a los ciudadanos de la Unión Europea.

Los países de la Unión Europea tampoco tienen por qué ofrecer el servicio a los británicos, aunque algunas firmas seguirán haciéndolo.

______________________

VIDEO RECOMENDADO

Año nuevo: Estos son los primeros y últimos lugares en recibirlo
24 horas de diferencia es la que tienen estos países en recibir año nuevo, esto gracias a la convención internacional que divide el planeta en 24 zonas horarias

TE PUEDE INTERESAR