Ex presidente catalán Carles Puigdemont viaja a Dinamarca. (Reuters).
Ex presidente catalán Carles Puigdemont viaja a Dinamarca. (Reuters).
Redacción EC

Barcelona. El líder independentista llegó este lunes a Dinamarca en su primer viaje fuera de Bélgica, arriesgándose a ser arrestado, justo el día en que el presidente del Parlamento regional anuncia si lo propone para presidir de nuevo Cataluña.

En exilio voluntario en Bélgica desde el 30 de octubre, Puigdemont tomó un avión este lunes a la capital de Dinamarca. En su cuenta de Twitter anunció su llegada para participar en un coloquio sobre Cataluña y Europa.

La fiscalía española solicitó inmediatamente que se envíe a las autoridades danesas una orden europea de detención.

Sin embargo, es el juez del Tribunal Supremo que instruye la investigación por rebelión y sedición contra Puigdemont y el núcleo duro del independentismo quien deberá decidir si sigue estas instrucciones.

Mientras, en Barcelona, el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, un independentista que prometió privilegiar el "diálogo" tras el intento fallido de secesión que sacudió Cataluña y España en octubre, debe anunciar a las 11:30 (10:30 GMT) a quién propone como candidato para presidir la región.

A pesar de sus problemas judiciales y el rechazo frontal del gobierno español, Puigdemont parte como el principal candidato después de que los independentistas obtuvieran la mayoría absoluta del parlamento regional en las elecciones del 21 de diciembre.

Los comicios fueron convocados por el gobierno central de Mariano Rajoy, tras intervenir la región de 7,5 millones de habitantes y que representa casi un 20% del PIB español, horas después de la fallida declaración unilateral de independencia el 27 de octubre.

El líder separatista, cesado de la presidencia catalana en octubre por el gobierno español, tiene libertad de movimiento en Europa dado que el juez instructor retiró su orden de detención europea para evitar divergencias entre la justicia belga y la española sobre la gravedad de los hechos que le reprochan.

En España se le persigue por rebelión, sedición y malversación de fondos por su papel en el intento de secesión y si vuelve podría terminar encarcelado como lo está su vicepresidente Oriol Junqueras desde noviembre.

Fuente: AFP