España: Felipe VI disuelve el Congreso y convoca a elecciones

El rey  disolvió hoy el Parlamento de  y convocó nuevas elecciones ante la falta de acuerdo para formar Gobierno, con lo que se abre de nuevo la carrera electoral para los partidos políticos, que aspiran a mejorar los últimos resultados.

Aunque todavía no ha comenzado oficialmente la campaña para los próximos comicios, que se celebrarán el próximo 26 de junio, los principales partidos ya han puesto en marcha su "maquinaria electoral", con los tradicionales reproches a sus adversarios.

Todo ello mientras la cuarta economía de la zona euro todavía batalla para sanar las heridas de la crisis, como una tasa de desempleo del 21%, la segunda más elevada de la Unión Europea después de Grecia, y reducir su déficit público.

Hasta ahora las encuestas indican que los resultados de las próximas elecciones serían muy parecidos a los del pasado 20 de diciembre, cuando ningún partido consiguió mayoría suficiente para gobernar.

En esos comicios, el Partido Popular (PP, centroderecha) obtuvo 123 escaños, los socialistas (PSOE) 90, seguidos de dos nuevos partidos en el escenario político nacional: Podemos (izquierda), con 69 escaños, y Ciudadanos (liberales), con 40.


— Un hecho inédito —

Así culmina la legislatura más corta desde la restauración de la democracia en 1977, tras casi cuatro décadas de dictadura del general Francisco Franco (1939-1975), y la única culminada sin haber formado gobierno, un hecho poco usual también en el resto de Europa.

"Es la primera vez que se produce este hecho en la época democrática, porque no hemos sabido cumplir el mandato ciudadano de llegar a un acuerdo de mayoría suficiente para formar un gobierno", lamentó el presidente del Congreso, Patxi López, en una breve comparecencia.

"Espero que todos hayamos aprendido la lección", añadió.

En las elecciones del 20 de diciembre, el PP del jefe de gobierno desde 2011, Mariano Rajoy, ganó los comicios, pero pasando de 186 escaños a 123. Su gran rival, el PSOE, obtuvo el peor resultado de su historia con 90 diputados, contra 110 en 2011.

Justo detrás de él emergieron dos nuevas formaciones: Podemos, de izquierda radical, que obtuvo 65 diputados junto a varios aliados, y Ciudadanos (centroderecha), que logró 40 escaños.

Por primera vez en la historia reciente del país era necesaria una coalición de gobierno, pero los partidos no supieron negociarla. 

Sin apoyo de ningún otro partido, Rajoy rechazó el encargo del rey Felipe VI de intentar formar un ejecutivo. El PSOE, que tomó la encomienda, lo intentó pero fracasó. Su líder, Pedro Sánchez, consiguió un acuerdo insuficiente con el centroderechista Ciudadanos en el que no pudieron incluir a Podemos.

LEA MÁS DE MUNDO...

Fuente: EFE/AFP

TAGS RELACIONADOS