Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Durante su autoexilio en Malasia, Rémy Daillet, un conocido militante de ultraderecha y figura de los conspiracionistas de , se había dedicado en los últimos años a divulgar videos de naturaleza conspirativa contra los masones, la política del Gobierno de su país contra el COVID-19, las vacunas contra el coronavirus, el aborto o las comunicaciones por 5G. “Son científicamente inútiles”, había dicho sobre las mascarillas en uno de sus videos de YouTube.

MIRA: ¿Qué enojó a los indígenas en Ecuador y por qué esta no es una crisis cualquiera para Guillermo Lasso?

Según los medios franceses, Daillet habría creado, a través de un sistema de comunicaciones encriptadas, una red clandestina de simpatizantes de ultraderecha, incluso neonazis, militantes antivacunas o fanáticos de las teorías de la conspiración. La organización estaba dividida en una estructura civil y otra castrense (que estaba dirigida por dos militares profesionales) y tenía unos 300 integrantes.

Daillet, de 55 años, fue extraditado a Francia en junio por su presunto papel de instigador en el secuestro de una niña en este país, pero el pasado 22 de octubre fue inculpado además por “asociación de malhechores de carácter terrorista”. Específicamente, se le considera presunto responsable de un amplio proyecto paramilitar cuyo objetivo final era ocupar el poder en el país galo, según informaron este jueves 28 el diario “Le Parisien” y otros medios.

LA MISTERIOSA OPERACIÓN

El conspiracionista fue sacado de su celda el martes 19 de octubre para ser interrogado en las instalaciones de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) por su rol en la llamada “Operación Azur”, un proyecto paramilitar de golpe de Estado y atentados en el país galo, según han revelado fuentes cercanas a la investigación.

Desde mayo, doce personas pertenecientes a la ultraderecha fueron detenidas e inculpadas por asociación “terrorista criminal”. La investigación se confió a la DGSI y se fue acercando al entorno de Daillet.

En esta ocasión se sospecha que es ‘la inspiración’ de un grupo que planea ‘derrocar las instituciones’ y para hacerlo, considerando una serie de acciones violentas, incluyendo un ataque a una logia masónica o ataques a ministerios, antenas 5G, centros de vacunación, periodistas y personalidades, según una fuente cercana a la investigación. Rémy Daillet habría jugado un papel impulsor -por la distribución de sus videos y sus teorías incitando a la ‘reversión’-, pero también ‘más operativo, en particular eligiendo personas’, agrega esta fuente”, dice el diario francés “”.

Según el sitio web de la emisora de radio francesa , Daillet dirigió desde su casa en Malasia la “Operación Azur”, cuya idea germinó “hace aproximadamente un año cuando Francia aún se encontraba en medio de una crisis de salud por la pandemia”.

Rémy Daillet es sospechoso de ser "el cerebro" de un grupo que planificaba acciones violentas, según fuentes cercanas al caso. (Foto: AFP)
Rémy Daillet es sospechoso de ser "el cerebro" de un grupo que planificaba acciones violentas, según fuentes cercanas al caso. (Foto: AFP)

“Entre los integrantes de la organización delictiva se encuentran individuos psicológicamente frágiles, pero también personas que están plenamente integradas con responsabilidades. La organización, según una fuente familiarizada con el asunto, tiene células en las regiones con capitanes y tiene una rama militar con preparativos reales de armamento y un plan de reclutamiento. Esta segunda rama está dirigida por dos soldados del ejército francés”, indica el medio.

Agrega que no se había fijado una fecha precisa para el día D de este golpe, si bien la organización de ultraderecha hizo un llamado a los círculos contrarios a las vacunas, incluidos los activistas neonazis en el este de Francia.

Convencidos de que el presidente “Emmanuel Macron está al servicio del dinero”, los extremistas tenían “la idea de un golpe de Estado, de un derrocamiento del gobierno francés”, señalaron fuentes al tanto del caso.

DEL CENTRO AL EXTREMO

El extremista es hijo del diputado centrista Jean-Marie Daillet, quien estuvo en la Asamblea francesa de 1973 a 1994.

En la década del 2000, Daillet hijo era un político local en el suroeste de Francia y apoyaba al centrista Movimiento Democrático, pero finalmente fue expulsado del partido.

Desde entonces se volvió partidario de la extrema derecha y ganó popularidad dentro del movimiento de conspiración.

En varios de sus videos llegó a pedir un “golpe de estado popular”. “He decidido tomar el poder en Francia, restaurar este país, darte tu libertad”, dijo en una grabación publicada en YouTube el año pasado.

_______________

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS