Fotografía de archivo del pasado mes de Julio de József Szájer, quien como eurodiputado era desde el la voz del primer ministro húngaro Viktor Orbán en Bruselas. (Foto: EFE)
Fotografía de archivo del pasado mes de Julio de József Szájer, quien como eurodiputado era desde el la voz del primer ministro húngaro Viktor Orbán en Bruselas. (Foto: EFE)
Redacción EC

La noticia cayó como una bomba en . Un importante político leal al primer ministro Viktor Orban, ultraconservador hasta el tuétano y al que organizaciones LGTBI+ acusan de homófobo, fue encontrado en una fiesta sexual en Bélgica con 25 hombres desnudos. El escándalo protagonizado en pleno confinamiento por el eurodiputado József Szájer estalló el martes y provocó su inmediata dimisión, no sin antes dejar debilitado al moralista gobierno húngaro.

MIRA: El estudio estadounidense que aumenta las dudas sobre el inicio de la pandemia de coronavirus

La prensa húngara, que calificó el evento de “orgía” y “bacanal”, cuenta que la policía de Bruselas irrumpió el viernes en un departamento de la calle Rue des Pierres luego de que algunos vecinos informaran que había una fiesta que no respetaba las restricciones impuestas por la pandemia.

En el lugar, una veintena de hombres desnudos, varios de ellos diplomáticos, realizaban un masivo encuentro sexual. El político húngaro, de 59 años, intentó escapar descolgándose por un desagüe, pero fracasó. Cuando la policía lo encontró tenía las manos ensangrentadas debido a los esfuerzos que hizo para escapar. Entre sus pertenencias se halló una pastilla de éxtasis.

El suceso no es en sí mismo motivo de sorpresa en un país liberal como Bélgica, pero sí ha causado conmoción en Hungría debido a que, según la oposición, muestra la incoherencia con la que gobiernan Orban y su gestión.

De acuerdo con el organizador de la fiesta, David Manzheley, en el evento de sexo grupal participaron “veinticinco hombres desnudos” y “covid-free”.

Siempre viene gente de la comunidad diplomática de diferentes países cuyos gobiernos no les permiten ser libres. Ellos siempre son bienvenidos en mi casa”, dijo a la agencia Efe y explicó que organiza sus orgías a través de una aplicación para eventos sexuales. Cuando no hay restricciones por la pandemia, las fiestas de Manzheley reúnen a “unas cien personas” en su departamento.

József Szájer renunció a su cargo en el Parlamento Europeo por el partido ultraconservador húngaro Fidezs de Víctor Orban y fue multado por no respetar la normativa contra el COVID-19. También es investigado por tenencia de narcóticos.

El político era un fiel defensor de las políticas homófobas de su partido.

“[Sobre] la noticia publicada en la prensa belga sobre una fiesta privada en Bruselas el viernes, yo estaba presente”, dijo Szajer en un comunicado compartido por el Partido Popular Europeo, la coalición de partidos conservadores que incluye a su Fidesz.

Según informa un del diario “The New York Times”, también publicó la carta en su sitio web personal, que se bloqueó poco después de su publicación.

Tras un largo silencio, Viktor Orban, afirmó el miércoles que las acciones de Szájer constituyen “un acto inaceptable e indefendible [...] Lo que ha hecho nuestro representante, Jozsef Szajer, no tiene justificación en los valores de nuestra familia política”, según un tuit de su portavoz, Zoltan Kovacs.

Artífice de la Constitución

Jurista de profesión, Szájer era una figura conocida del partido de derecha Fidezs, además de redactor de la Constitución húngara del 2011, que veta el matrimonio homosexual y marido de una jueza del Tribunal Constitucional de su país.

El Sr. Szajer es miembro fundador del partido de gobierno y aliado desde hace mucho tiempo del Sr. Orban, el primer ministro. Se ha desempeñado como miembro del Parlamento Europeo desde que Hungría ingresó al bloque europeo en el 2004″, indica “The New York Times”.

A Szajer le gusta presentarse como uno de los artífices de la Constitución que fue promulgada tras el regreso al poder de Viktor Orban, cuyo partido se ha presentado como un defensor de los valores cristianos conservadores y ha utilizado la retórica anti-gay en Hungría.

Este texto incluye una cláusula que define “la institución del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer”, pues el gobierno defiende los “valores cristianos”.

Actuamente quieren inscribir que “la madre es una mujer, el padre es un hombre”, prohibir la adopción por parte de parejas del mismo sexo y la inscripción del cambio de sexo en el Registro Civil.

La esposa del político, Tunde Hando, es miembro del Tribunal Constitucional, y dirigió la Oficina nacional judicial entre el 2012 y el 2019.

Mientras él (Szajer) se lo pasa muy bien en una Bruselas abierta a los LGBT, hace la vida imposible a los pares de éstos en Hungría, enmendando la Constitución”, escribió en Twitter Szabolcs Panyi, periodista del medio de investigación Direkt36.

_______________________________

VIDEO RECOMENDADO

Pfizer almacena su vacuna en Wisconsin a la espera de la aprobación de la FDA

TE PUEDE INTERESAR