El primer ministro británico, Boris Johnson. REUTERS
El primer ministro británico, Boris Johnson. REUTERS
Agencia AFP

Agencia de noticias

La oposición laborista solicitó este domingo una investigación “profunda” e independiente sobre cómo el gobierno conservador del primer ministro utilizó el dinero de los contribuyentes británicos, después acusaciones respecto a la financiación de la renovación de su apartamento.

El exmano derecha de Boris Johnson, Dominic Cummings, puso en tela de juicio durante esta semana la integridad ética del primer ministro y afirmó en una publicación explosiva en su sitio web que buscaba financiar los trabajos en su apartamento merced a donantes privados.

El viernes, un ministro de su gabinete indicó que Johnson había cubierto los costos “de su propio bolsillo”, no obstante, no aclaró si había reembolsado a un donante.

“No sabemos la verdad sobre esta disputa entre dos hombres muy poderosos, que parecen más interesados sobre quién miente que en el problema de fondo”, declaró este domingo a Sky News la diputada laborista Jess Phillips.

“Lo que necesitamos es una investigación objetiva e independiente”, añadió, y que los laboristas plantearán una pregunta urgente en el Parlamento sobre este asunto la semana próxima.

Esta investigación debería examinar “si los contratos fueron acordados por SMS, al igual que los recortes de impuestos, o si el primer ministro utiliza a sus amigos para obtener dinero para reparar su vivienda”, detalló, refiriéndose a intercambios de SMS con el industrial James Dyson.

La BBC sacó a luz recientemente este intercambio de mensajes de texto, en el que Dyson pedía a Johnson, al comienzo de la pandemia, que “arreglase” la situación fiscal de sus empleados que se trasladaron al Reino Unido para fabricar respiradores, de acuerdo a lo solicitado por el gobierno. Según los informes, Johnson respondió en marzo de 2020: “¡Mañana resolveré esto! Te necesitamos”.

El gobierno conservador negó otra vez más todas las acusaciones sobre ese asunto este domingo de mañana. “El primer ministro se ha hecho cargo de los gastos de renovación de su apartamento, está por completo claro”, martilló ante Sky News la ministra de Comercio Internacional, Liz Truss, asegurando que ha “actuado de acuerdo a las reglas a lo largo de este proceso”.

“Las informaciones adecuadas han sido objeto de una declaración pública”, señaló, y calificó este asunto como una “maniobra monumental” para distraer a los británicos del “trabajo fantástico” realizado por el gobierno frente a la pandemia de covid-19.

La Comisión electoral, que reglamenta las donaciones a los partidos políticos y sus gastos, confirmó que investiga este caso.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS