Redacción EC

Donetsk (AP).  Nuevos enfrentamientos entre separatistas prorrusos y soldados ucranianos provocaron la muerte de "más de cinco terroristas" al este de Ucrania, según un comunicado emitido por el gobierno central desde Kiev.

El número de separatistas abatidos fue saldo de un violento tiroteo durante el desmantelamiento de tres puestos de control ubicados en la periferia norte de Slaviansk, informó un comunicado del Ministerio del Interior ucraniano. 

Sin embargo, una vocera que representa a las milicias prorrusas confirmó la muerte de solo tres de sus miembros producto de los enfrentamientos.

La reactivación del  ha mostrado un avance más contundente de las tropas ucranianas. En efecto, la recuperación del ayuntamiento de la ciudad de Mariúpol, confirmado por el ministro del interior ucraniano, Arsen Avakov, da indicios de maniobras más efectivas para controlar a las fuerzas separatistas. 

"Unos 30 hombres enmascarados y armados con bates de béisbol irrumpieron en el edificio (el ayuntamiento de Mariúpol) a primeras horas y comenzaron a golpear a los manifestantes", detalló la portavoz del departamento de policía de la ciudad. El testimonio de la encargada relevaría el violento método que estaría utilizando el gobierno para recuperar los edicios. 

CASO OMISO A GINEBRA
Lejos de resolverse el conflicto y deponer las armas, como acordaron Ucrania, Rusia, EE.UU. y la Unión Europea (UE), durante una reunión sostenida en Ginebra, la violencia al este de Ucrania sigue incrementándose. 

Por la mañana, al menos 10 vehículos blindados militares de las fuerzas ucranianas se posicionaron al norte de Slaviansk, camino a la ciudad de Makatikha donde un grupo de paramilitares separatistas incendiaron una barricada de neumáticos en un puesto de control.