Redacción EC

En diferentes partes del mundo se viene realizando una nueva edición de la huelga mundial por clima, en las que miles de personas, sobre todo estudiantes escolares, piden acciones reales contra el calentamiento global a las autoridades de sus países.

Las movilizaciones, convocadas por diferentes organizaciones, entre ellas Fridays for Future, pero que han sido impulsadas por la activista Greta Thunberg, se realizan en más 150 países, según la web Global Climate Strike.

La huelga es la continuación de la realizada el viernes pasado, en el marco de la Asamblea General de la ONU que tuvo el medio ambiente entre sus puntos de debate.

— Nueva Zelanda —

Más de 40.000 personas, una cifra récord, se manifestaron este viernes frente al Parlamento neozelandés para reclamar políticas contra el cambio climático, en el marco de una huelga mundial por el clima.

Niños de uniforme, adolescentes y excombatientes desfilaron por las calles de Wellington este viernes, con pancartas en las que se leían lemas como “Faltamos a clase para DARLES una lección” o “Negación=muerte” o “Lo que diga Greta”, en alusión a a la intervención de Thunberg el pasado lunes en la ONU.

— ONU da su apoyo a que los niños participen en movilizaciones climáticas —

El Comité de Naciones Unidas para los Derechos del Niño expresó su apoyo a que menores de edad en todo el mundo participen en las actuales movilizaciones de lucha contra el cambio climático, y recordó que tienen derecho y amparo legal para que “sus voces sean escuchadas y tomadas en cuenta”.

Frente a algunas voces críticas con las huelgas estudiantiles, que se han traducido por ejemplo en ataques a la cara más visible del movimiento, la joven sueca Greta Thunberg, el comité de Naciones Unidas dijo sentirse inspirado “por los millones de niños y adolescentes que se manifestaron por el cambio climático”.

Nos han recordado que ven el futuro del planeta como uno de sus principales problemas”, señaló en un comunicado el presidente del comité, el uruguayo Luis Pedernera, quien subrayó que “los niños ya se ven perjudicados por la contaminación, las sequías, los desastres naturales y la degradación del ecosistema”.

Fuente: AFP / EFE