La vicepresidenta de Argentina y exmandataria Cristina Fernández de Kirchner vive uno de sus peores momentos: la fiscalía argentina la acusa del delito de liderar una asociación ilícita y de defraudar al Estado, un proceso que se inició a mediados del 2019. Acaba de pedir para ella 12 años de cárcel.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más