Alberto Fernández hace la señal de la victoria mientras conduce su Toyota Corolla hasta el Congreso para prestar juramento. (Foto: AP).
Alberto Fernández hace la señal de la victoria mientras conduce su Toyota Corolla hasta el Congreso para prestar juramento. (Foto: AP).
Redacción EC

Buenos Aires. Momentos antes de asumir la Presidencia de , sorprendió a más de uno al llegar al Congreso conduciendo su propio auto, un inesperado hecho jamás antes visto en el país y que ha sido resaltado por la prensa local.

Alberto Fernández condujo su Toyota Corolla desde su casa en Puerto Madero. Iba acompañado de su familia y resguardado por las fuerzas policiales. Se dio tiempo para sacar la mano y saludar a los ciudadanos y por momentos hacía la "V" con sus dedos en señal de victoria.

Según la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires, el auto usado del mandatario un valor de $863.400 pesos (unos 14.000 dólares), reseñó TN.

La inédita entrada de Alberto Fernández contrasta con lo sucedido en el 2015 con Mauricio Macri, quien llegó al Congreso a bordo de un Volkswagen Touareg híbrido conducido por un chofer.

Hasta el momento no hay información sobre el auto que elegirá Alberto Fernández para movilizarse durante su mandato, por lo que, mientras tanto, tendrá a su disposición el auto Mercedes-Benz Vito blindado que se fabricó a pedido de Mauricio Macri durante su gobierno, por motivos de seguridad.

Fernández, que sucede en el cargo a Macri, deberá enfrentar un complicado escenario económico marcado por la elevada deuda pública, una frágil moneda nacional, la subida constante de los precios y la escalada del desempleo y los niveles de pobreza.

Durante su primer discurso, Alberto Fernández recalcó que llega al poder para “convocar a la unidad de toda la Argentina” en pro del bienestar de toda la población, en especial de los más postergados.

“Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina, en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano social que sea fraterno y solidario”, dijo el líder peronista ante las autoridades del Estado congregadas en la sesión del Congreso en la que tuvo lugar su jura del cargo y la de la vicepresidenta, Cristina Kirchner.