"Mañana quiero una explicación" de las empresas encuestadoras, exigió eatriz Sánchez tras la primera vuelta electoral en Chile. (Foto: AP)
"Mañana quiero una explicación" de las empresas encuestadoras, exigió eatriz Sánchez tras la primera vuelta electoral en Chile. (Foto: AP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

La periodista Beatriz Sánchez, representante de la izquierda radical y gran sorpresa de las elecciones en con su amplia votación, exigió explicaciones públicas a las encuestadoras, que le asignaban menos de la mitad de la votos que obtuvo.


"Si esas encuestadoras hubieran dicho la verdad, hubiéramos estado en segunda vuelta", dijo Sánchez, exultante en su comando de campaña, al celebrar los 1,27 millones de votos obtenidos por al Frente Amplio, una agrupación de partidos de izquierda radical que agrupa a los ex líderes del movimiento estudiantil chileno y que se creó hace pocos meses.

Los sondeos le asignaban a Sánchez menos del 10% de los votos. Al final, escrutado el 94,7% de las mesas, la periodista obtenía el 20,32% de los sufragios, a escasa distancia del oficialista Alejandro Guillier, que peleará el balotaje frente al ex presidente derechista Sebastián Piñera el 17 de diciembre.

Con su caudal de votos, en su primera incursión en el mundo político tras una dilatada trayectoria en medios de prensa, Sánchez tiene hoy la llave de la segunda vuelta, en una cómoda posición para negociar apoyos a Guillier.

"Mañana quiero una explicación" de las empresas encuestadoras, exigió Sánchez, tras declarar que la votación obtenida por el Frente Amplio obligará a cambiar el mapa político del país.

"El cambio viene para quedarse", aseguró la periodista y declarada feminista.