El asesinato de tres miembros de una misma familia y el suicidio del perpetrador eran, así suene cliché, una crónica de una muerte anunciada. Venilda Fuentes Velallo, de 58 años de edad, venía sufriendo un infierno en el seno de su hogar.

Yahir Gutiérrez Fuentes, su hijo y único sobreviviente del cruel ataque, contó lo que sucedía entre las paredes de un apartamento ubicado en la calle 74 n.º 55-18 del edificio Parque El Salitre, en la localidad de Barrios Unidos, .

Mira: Pablo Escobar: zoológicos, un unicornio y otras excentricidades del capo colombiano

Esta pareja de esposos tenía una relación desde hace 33 años, pero Venilda ya no aguantaba más los maltratos, las golpizas y los abusos sexuales de los que, según su hijo, era víctima. Él la agredía todo el tiempo, física y verbalmente. Psicológicamente estaba muy afectada. Muchas veces la abusó”, contó a los policías tras presenciar el horrendo crimen.

De hecho, la víctima ya había interpuesto una denuncia por acceso carnal violento el 21 de julio de 2022. En la escena del crimen se encontró un documento que así lo demostraba y que narraba los vejámenes sufridos durante muchos años por la víctima.

Fue en ese mismo documento en el que se evidenciaron las amenazas directas que había recibido Venilda de su pareja y, además, que este último también tenía amedrentados a sus hijos y otros miembros de su familia. Solía decirle a la mujer que si no accedía a sus pretensiones sexuales, “acabaría con todos”.

Aterrado, Yahir, dijo que la noche del jueves 21 de julio estaba en compañía de su madre, su hermano Camilo y su primo Cristian cuando estalló la pelea, el preludio del horrendo crimen. Adolfo se dirigió a la habitación y tomó un arma de fuego tipo revólver. Sin mediar palabra, la accionó en repetidas ocasiones. Luego se suicidó”, les dijo a las autoridades.

Miembros de la Policía Metropolitana de Bogotá fueron testigos del hecho. Ellos recibieron el llamado angustioso del único sobreviviente del ataque, y cuando arribaron las unidades al apartamento todo era devastador. “Entramos a la fuerza por el clamor de la comunidad. Encontramos una mujer lesionada con arma de fuego, quien fue trasladada de forma inmediata a un centro asistencial donde falleció posteriormente”, dijo el coronel Ferney Vásquez Moreno, comandante de Seguridad Ciudadana.

También hallaron otros tres cuerpos de sexo masculino sin vida dentro del apartamento. De manera preliminar se determinó que uno de los hombres fallecidos, Adolfo, sería el causante de las lesiones a las otras tres personas y que posteriormente se habría quitado la vida, dijo Vásquez.

Esta es la primera versión de los hechos, pero la investigación de este triple homicidio quedó a cargo de las unidades de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Las cuatro víctimas de este hecho son Venilda Fuentes Velallo, de 58 años de edad; Camilo Fuentes Velallo, de 26; Cristian Gutiérrez Fuentes, de 29, y Adolfo León Gutiérrez Ríos, de 67. Este último se habría suicidado.

La mujer, que alcanzó a ser encontrada con signos vitales, tenía dos heridas de arma de fuego. Uno de los disparos la impactó y salió por una axila. Camilo tenía dos heridas por arma de fuego en el brazo izquierdo y una en la parte izquierda del pecho, y Cristian, una herida por arma de fuego en la boca. Por su parte, Adolfo tenía una herida por arma de fuego en el cuello.

No aceptó casa refugio

La subsecretaria de la Mujer, Lisa Gómez Camargo, lamentó profundamente y rechazó el feminicidio de la señora Venilda Fuentes Velallo.

La ciudadana había sido atendida el mismo 22 de julio, de manera articulada e integral, por todos los sectores competentes que conforman la ruta integral a mujeres (FGN, comisaría de familia, SDMujer) en la localidad de Barrios Unidos, brindando los servicios psicosociales, jurídicos, recepción de denuncia, medida de protección y ofreciéndole acogida en casa refugio. Desafortunadamente, la ciudadana no aceptó la medida de casa refugio y fue asesinada la misma noche por su pareja.

”Invitamos a todas las mujeres, sus familias y la sociedad en general a rechazar todas las violencias contra las mujeres y las niñas, a dar el primer paso y acercarse a nuestros servicios a través de la línea púrpura, 01 8000 112 137, para información y orientación, y en situaciones de emergencia activar la línea 123″.

Según la Secretaría de Integración Social, en el primer semestre del 2022, las comisarías de familia han atendido un total de 20.221 víctimas de violencia en el contexto familiar, de las cuales el 74,23 % son mujeres; 25,64 %, hombres, y 0,13 %, intersexuales. De estos, el grupo etario en el que más se manifiesta este tipo de violencia es el que va de los 27 a los 59 años, con un 48 %.Ciudad Bolívar, Kennedy y Bosa son localidades que preocupan.