Imagen referencial. Una familia camina por una calle del barrio Padre Rodolfo Ricciardelli, más conocido como villa 1-11-14, el 27 de mayo de 2021 en Buenos Aires (Argentina). Alrededor del 60 % de los niños argentinos comenzaron la segunda ola de la covid-19 hundidos en la pobreza, según datos oficiales. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni
Imagen referencial. Una familia camina por una calle del barrio Padre Rodolfo Ricciardelli, más conocido como villa 1-11-14, el 27 de mayo de 2021 en Buenos Aires (Argentina). Alrededor del 60 % de los niños argentinos comenzaron la segunda ola de la covid-19 hundidos en la pobreza, según datos oficiales. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni
Agencia EFE

Agencia de noticias

vuelve a adoptar este fin de semana las restricciones estrictas en las zonas más afectadas por la segunda ola de la pandemia, las mismas que rigieron entre el 22 de mayo y el pasado domingo, y que implican la suspensión de actividades sociales, económicas, educativas, religiosas y deportivas en forma presencial.

Los únicos negocios habilitados para abrir son los considerados esenciales, y solo se podrá circular en las cercanías del domicilio en un horario acotado, según lo expresó el presidente Alberto Fernández, quien ante el aumento de contagios y fallecimientos que implicó la segunda ola anunció el pasado 20 de mayo unas medidas que duraron 10 días y que se retoman este sábado y domingo.

“El fin de semana correspondiente al 5 y 6 de junio volverán a restringirse las actividades en las zonas más críticas”, destacó el presidente durante el anuncio de las medidas.

Otras medidas sanitarias generales estarán vigentes hasta el 11 de junio, que incluyen la limitación a la circulación por la vía pública a partir de las 20.00 horas, y que volverán a regir a partir del lunes.

Fernández dijo que habrá ayudas económicas por parte del Estado a sectores sociales vulnerables y también a comercios y empresas afectadas por las nuevas restricciones en las áreas más afectadas.

Argentina comenzó a inicios de abril un vertiginoso aumento de los casos de covid-19, con creciente nivel de ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva.

Ante este escenario, Fernández ya había endurecido las medidas sanitarias el 9 de abril, particularmente en Buenos Aires y su periferia, pero los casos siguieron en aumento.

La ministra de Salud del país, Carla Vizzoti, afirmó este miércoles que el aumento de casos de coronavirus “se detuvo”, aunque subrayó la necesidad de hacer que la cifra de contagios comience a descender.

“En esta semana que terminó vimos que el aumento se detuvo. Hay una disminución del 8 por ciento de casos. Es decir, dejaron de crecer los casos. Pero sigue alto y necesitamos que descienda, necesitamos profundizar esa baja”, valoró.

Desde la llegada de la pandemia al país, en marzo de 2020, se han registrado un total de 3.915.397 contagios y 80.411 muertes.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR