La principal queja de los países que han adquirido Sputnik V es el retraso en la llegada de las segundas dosis. (Foto: Yuri CORTEZ / AFP)
La principal queja de los países que han adquirido Sputnik V es el retraso en la llegada de las segundas dosis. (Foto: Yuri CORTEZ / AFP)
Redacción EC

El gobierno peruano adquirió recientemente 20 millones de dosis de la vacuna Sputnik V elaboradas por el Instituto Gamaleya de como parte de su plan de inoculación contra el , pese a los problemas que se vienen suscitando con esta vacuna en los países de la región.

La principal queja de los países que han adquirido esta vacuna es el retraso en la llegada de las segundas dosis, afectando las campañas de vacunación y generando malestar y queja de los gobiernos y de las personas que solo han recibido la primera dosis.

Sputnik V, que aún no cuenta con la aprobación de uso de emergencia de Organización Mundial de la Salud (OMS), ha sido ampliamente distribuida en el mundo y posee una eficacia de 97.6% contra la cepa original del coronavirus, de acuerdo con estudios recientes.

La vacuna rusa ha sido adquirida por, al menos, 69 países, según confirmó en Twitter el Fondo Ruso de Inversión Directa, que se ocupa de la comercialización del fármaco.

A continuación, los problemas que se han presentado en la región con los suministros de esta vacuna:

Argentina

Ante el retraso de las segundas dosis de Sputnik V, el gobierno de Argentina anunció que se trabajará con Rusia para agilizar la llegada de las vacunas al paí,s y también en el fortalecimiento de la producción local a través del laboratorio argentino Richmond.

Las vacunas rusas comenzaron a aplicarse a fines del 2020 y, hasta julio, se inocularon a algo más de 7 millones de argentinos con la primera dosis de Sputnik V, pero apenas poco más de un millón recibió la segunda dosis.

Como salida, el gobierno argentino evalúa la posibilidad de aplicar vacunas de otros laboratorios a las personas que ya recibieron la primera dosis de Sputnik V.

Guatemala

Debido a la lentitud en la entrega de las vacunas por parte de Rusia, el gobierno de Guatemala decidió reducir el contrato de adquisición en un 50%.

En ese sentido, ya no serán 16 millones de dosis, sino solo 8 millones que deben ser entregadas “de forma completa” antes de finalizar el año, anunció la ministra de Salud, Amelia Flores.

Bolivia

En Bolivia, los ánimos están alterados por el retraso de las segundas dosis de la vacuna rusa Sputnik V, obligando al gobierno a buscar alternativas.

El ministro de Salud de Bolivia, Jeyson Auza, expresó que se están haciendo “las gestiones necesarias” para contar con las vacunas e inocular a la población con la segunda dosis

“Por el momento, tenemos una respuesta del Fondo Ruso de Inversión, quien ha garantizado la llegada de segundas dosis, que apenas cuente con un lote para exportar, Bolivia va a ser un país priorizado”, manifestó Auza según indica EFE.

La situación es crítica en el país altiplánico, donde en varios puntos de vacunación a nivel nacional se suspendió la inoculación por la falta de abastecimiento de las segundas dosis de Sputnik V.

Sin embargo, el ministro señaló que, de acuerdo a estudios del Fondo de Inversión Rusa, la vacunación sigue siendo útil hasta los 180 días entre primera y segunda dosis.

En esta foto de archivo tomada el 16 de junio de 2021, los empleados del aeropuerto y los trabajadores de la salud manejan un lote de 50.000 vacunas rusas Sputnik-V contra el nuevo coronavirus, COVID-19, que llegó al Aeropuerto Internacional Aurora en la Ciudad de Guatemala. (Foto: Johan ORDONEZ / AFP)
En esta foto de archivo tomada el 16 de junio de 2021, los empleados del aeropuerto y los trabajadores de la salud manejan un lote de 50.000 vacunas rusas Sputnik-V contra el nuevo coronavirus, COVID-19, que llegó al Aeropuerto Internacional Aurora en la Ciudad de Guatemala. (Foto: Johan ORDONEZ / AFP)

Paraguay

En Paraguay se han aplicado, hace meses, las primeras dosis de Sputnik V que recibieron de Rusia y, en la primera semana de agosto, unos 40 mil paraguayos deberían recibir su segunda dosis, pero no hay novedades de su llegada.

El gobierno estudia la posibilidad de usar vacunas de otros laboratorios.

Se está evaluando la intercambiabilidad con Pfizer o la posibilidad de reiniciar la vacunación para quienes recibieron el componente uno de la Sputnik V”, admitió el director del Programa Ampliado de Inmunizaciones, Héctor Castro, según .

Venezuela

La semana que pasó, la ONG Médicos Unidos de Venezuela denunció la falta de vacunas rusas Sputnik V para la aplicación de segundas dosis contra el coronavirus y exigió a las autoridades explicaciones.

“Exigimos respuestas, basta de dilaciones, ¿Dónde están las segundas dosis de las vacunas Sputnik-V? Iniciaron un plan chucuto (incompleto) de vacunación sin prever los esquemas completos. Una sola dosis no basta para lograr la protección”, dijo la ONG en un mensaje en Twitter.

El gobierno venezolano suscribió un convenio con Rusia por 10 millones de vacunas Sputnik V y, hasta el pasado 4 de julio, en Venezuela se habían vacunado un total de 2.508.201 personas, según dijo entonces el presidente Nicolás Maduro.

¿Por qué hay retrasos de la segunda dosis de Sputnik V?

El retraso de las segundas dosis responde principalmente a la necesidad de importar algunos activos y la complejidad de diseñar un segundo componente distinto al primero, lo que obstaculiza la producción rusa.

Los dos componentes de la vacuna rusa incorporan adenovirus distintos, el ad25 (primera dosis) y el ad5 (segunda dosis), y el cultivo del segundo demora más tiempo que el primero, según explican especialistas a “”.

Como parte de su estrategia para cumplir con la entrega de vacunas, el Instituto Gamaleya ha pactado que, por ejemplo en Argentina, el laboratorio Richmond Lab se encargue de producir la vacuna Sputnik V.

A través de Twitter, el laboratorio Richmond informó, el 28 de julio, que arribaron al país 500 litros del segundo componente de la vacuna Sputnik V que “permitirán seguir produciendo otras 760.000 dosis aproximadamente”.

Para calmar los ánimos de los países que reclaman celeridad en la entrega de vacunas, el Fondo Ruso de Inversión Directa aseguró que la brecha entre las dos dosis de Sputnik V se puede extender hasta 180 días y seguirá siendo efectiva. Pero aclaran que cumplirán con los contratos firmados.

“En lo que se refiere a la obligaciones con los mercados del exterior, incluida Argentina, estas indudablemente serán cumplidas”, expresó Dmitri Peskov, vocero del Kremlin, según el medio .

Con información de EFE

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR