La policía antidisturbios arresta a un hombre durante la procesión fúnebre de ocho partidarios del expresidente boliviano Evo Morales, asesinado cuando las fuerzas de seguridad levantaron un asedio a una planta de combustible, en La Paz, el 21 de noviembre. (Foto: Archivo/AFP).
La policía antidisturbios arresta a un hombre durante la procesión fúnebre de ocho partidarios del expresidente boliviano Evo Morales, asesinado cuando las fuerzas de seguridad levantaron un asedio a una planta de combustible, en La Paz, el 21 de noviembre. (Foto: Archivo/AFP).
Redacción EC

La Paz. El gobierno interino de y la () acordaron realizar una investigación internacional profunda sobre las muertes de 36 personas en las fuertes protestas poselectorales.

La decisión se da a dos días de que el organismo presentara un informe preliminar que criticó el uso de la fuerza del gobierno de la declarada presidenta interina, Jeanine Áñez. Posteriormente, su administración lo rechazó.

La canciller Karen Longaric informó la noticia el jueves en rueda de prensa. “Es para que tengan reuniones con todos los diferentes sectores para que puedan rectificar aquel informe que tiene muchas imprecisiones y que no es conveniente al gobierno porque no se ajusta a la verdad de los hechos”, dijo.

La imagen muestra a un partidario del ex presidente boliviano Evo Morales, luego de ser herido durante los duros enfrentamientos con la policía antidisturbios, que se vivió en las afueras de Sacaba. (Foto: AFP)
La imagen muestra a un partidario del ex presidente boliviano Evo Morales, luego de ser herido durante los duros enfrentamientos con la policía antidisturbios, que se vivió en las afueras de Sacaba. (Foto: AFP)

El informe preliminar de la CIDH condenó “las masacres de Sacaba y Senkata, en las que se habrían cometido graves violaciones de los derechos humanos”. Estos enfrentamientos dejaron 18 muertos, al parecer seguidores del expresidente Evo Morales que habrían fallecido por disparos de armas de fuego durante una incursión de las fuerzas del orden.

Longaric mencionó que el gobierno invitó a la CIDH a que realice una investigación que abarque de setiembre a diciembre, un mes antes y uno después de la crisis poselectoral.

De acuerdo a un tuit de la comisión, la investigación será encabezada por el Grupo Independiente de Expertos Internacionales (GIEI), que la CIDH ha llevado a México ante la desaparición de los 41 estudiantes en el 2014 y en Nicaragua en el 2018.

Las 36 muertes reportadas se dieron antes y después de la renuncia del expresidente Evo Morales a raíz de las fallidas elecciones del 20 de octubre, en las que el exmandatario se declaró ganador.

Morales, presionado por las protestas que fueron apoyadas por policías y militares, se fue asilado a México y actualmente está refugiado en Argentina.

Fuente: AP