Renzo Giner Vásquez

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) reportó hace unos días que durante el 2019 se registraron seis veces más casos de en Latinoamérica en comparación con el año previo, provocando que la región viva “la mayor epidemia de dengue de su historia”.

Los datos de este organismo dependiente de la OEA y la OMS muestran que mientras en el 2018 hubo 561.393 infectados confirmados de dengue y 340 muertes a causa de la misma enfermedad en Latinoamérica, para el 2019 el número de casos se elevó hasta los 3′139.335, mientras que los decesos cerraron en 1.538.

En lo que va de este año los resultados continúan siendo desalentadores, pues ya se han confirmado 230 mil casos, 12 muertes en el Perú y 16 en Paraguay.

Estos datos -los del 2019- superan ampliamente al anterior máximo registrado en el 2015, cuando se contabilizaron 2′415.693 casos, según la OPS.

El Comercio conversó al respecto con la doctora Mariana Leguía Lama, directora del Laboratorio de Genómica de la PUCP y quien presidirá el congreso de investigadores de dengue más importante del mundo, a realizarse en Lima en abril.

Mariana Leguía Lama presidirá la Séptima Reunión de la Red Panamericana de Investigación del Dengue, el congreso sobre dengue más importante del mundo, a celebrarse en Lima en abril. (Concytec)
Mariana Leguía Lama presidirá la Séptima Reunión de la Red Panamericana de Investigación del Dengue, el congreso sobre dengue más importante del mundo, a celebrarse en Lima en abril. (Concytec)

- ¿Por qué el dengue ha ganado tanto terreno?

La enfermedad gana terreno cuando el vector, que es el mosquito Aedes aegypti, se propaga mucho. En épocas de lluvia y calor hay más zancudos de lo normal. Ponen sus huevos en cualquier poco de agua empozada. Por eso, es importante tapar los contenedores donde la gente almacena agua. Taparlos para que los zancudos no los usen de criaderos. También se deben limpiar los alrededores de las casas y los techos de inservibles y recipientes que puedan acumular agua de lluvia que los conviertan en criaderos. Los floreros (en casas y cementerios), los bebederos de las mascotas, etc. En toda agua empozada pueden salir larvas. Por eso, hay que mantenerlos limpios. Hay que dejar que el Ministerio de Salud realice un control vectorial, que fumigue. La gente no siempre quiere abrir sus puertas, pero el control es importantísima para controlar el vector del dengue. El cambio climático también influye. Más calor y más lluvias atraen más mosquitos que, a su vez, cada vez ocupan una extensión de terreno más amplia.

- ¿Qué medidas deberían tomar las autoridades sanitarias ante esto?

Las autoridades deben informar a la población, para que la gente esté informada de los riesgos y sepa cómo protegerse. También debe seguir con sus campañas de fumigación.

- ¿Qué otras epidemias de este tipo son una amenaza latente para la región?

Los virus relacionados, como el zika, chikungunya o la fiebre amarilla. Todos esos son transmitidos por mosquitos. Por ende, el control vectorial y la educación de la población para minimizar lugares que se conviertan en criaderos de mosquitos es súper importante.

TAGS RELACIONADOS