Redacción EC

vive por tercer día consecutivo una tensa espera para conocer al segundo candidato presidencial que pasa al balotaje en abril, entre llamamientos desde el movimiento indígena a la “gran movilización” y los de distintos poderes del Estado para mantener la calma.

MIRA: ¿Es Ecuador un barómetro para otras elecciones en América Latina este 2021, entre ellas la del Perú?

La tensión ha ido in crescendo a la par que se reducía la brecha de votos entre Yaku Pérez (Pachakutik, izquierda ambiental) y Guillermo Lasso (CREO, centroderecha), ahora en apenas 4.502 votos (0,05 puntos porcentuales).

Según la plataforma digital del Consejo Nacional Electoral (CNE), Pérez obtiene el 19,65 % de los votos y Lasso un 19,60 %, con el escrutinio del 99,45% de las urnas.

Fuera de la puja, el ganador, el correísta Andrés Arauz, ya calificado para segunda vuelta y que ve su cuota en torno al mismo 32 % del lunes.

MIRA: Izquierdista Arauz se adjudica “triunfo contundente” en comicios de Ecuador

MORENO ROMPE SU SILENCIO

Saliéndose de un estricto silencio en temas electorales, el presidente Lenín Moreno, que dejará el poder el 24 de mayo, ha tenido que pedir a todas las partes “calma”, “paciencia” y “prudencia”.

En un video grabado, dijo que la respuesta la tiene el CNE con el acompañamiento de observadores internacionales.

Un seguidor del candidato presidencial Guillermo Lasso, del partido CREO, usa un cubrebocas y una careta plástica durante un acto de campaña en Quito, Ecuador, el miércoles 3 de febrero de 2021. (AP Foto/Dolores Ochoa).
Un seguidor del candidato presidencial Guillermo Lasso, del partido CREO, usa un cubrebocas y una careta plástica durante un acto de campaña en Quito, Ecuador, el miércoles 3 de febrero de 2021. (AP Foto/Dolores Ochoa).

Ellos tendrán que “certificar al país los resultados definitivos”, subrayó al instar a ese organismo, los candidatos y la sociedad al “irrestricto cumplimiento a la ley”.

Pero, a la vez, invitó al CNE a que “atienda todos los pedidos de revisión que los candidatos requieran”.

A su llamamiento se han sumado, en un comunicado conjunto, los jefes de la Asamblea Nacional, el Consejo de la Judicatura y la Función de Transparencia y Control Social.

Lenín Moreno rompió con Rafael Correa. (Foto: Rodrigo BUENDIA / AFP).
Lenín Moreno rompió con Rafael Correa. (Foto: Rodrigo BUENDIA / AFP).

TEORÍA DE LA CONFABULACIÓN

Los temores a una movilización indígena como la que en octubre de 2019 sacudió el país, con una decena de muertos y unos 1.500 heridos, los ha alentado el partido Pachakutik con una convocatoria a la movilización en momentos en que la diferencia de votos entre uno y otro candidato iba cerrándose.

MIRA: Elecciones Ecuador 2021: ¿Qué desafíos esperan al próximo presidente?

Una “gran movilización nacional en defensa de la voluntad popular y la democracia” y para salir “al paso de las maniobras del pacto oligárquico” entre Lasso, el exmandatario Rafael Correa (2007-2017) y el exdirigente social cristiano Jaime Nebot.

Extraña alianza a priori entre dos conocidos conservadores y su más acérrimo enemigo de izquierdas pero que, en la compleja política ecuatoriana, hasta tiene su razón de ser. Es una mera cuestión de óptica.

Y la de Pérez es muy clara, según explicó a Efe en una entrevista desde Guayaquil, donde se encuentra para supervisar el recuento de unas actas cruciales.

“Para mí está claro. A Correa, el más preocupado, no le interesa que gane porque Yaku no tiene techo. Lasso lo tiene, no ganaría porque tiene antecedentes del Feriado bancario (1999) y de haber cogobernado con el actual Gobierno, el peor de la historia”, dijo.

“Por eso buscan a toda costa meter mano en el CNE y enturbiar el proceso electoral”, manifestó.

Como respaldo a sus denuncias, inconsistencias numéricas en el escrutinio, ausencia de actas, falta de padrones y disparidades entre los datos introducidos y las actas.

Simpatizantes del expresidente ecuatoriano (2007-2017) Rafael Correa, gritan consignas. (RODRIGO BUENDIA / AFP).
Simpatizantes del expresidente ecuatoriano (2007-2017) Rafael Correa, gritan consignas. (RODRIGO BUENDIA / AFP).

SONDEOS CON DEMASIADO PESO

El ambiente comenzó a caldearse en Ecuador desde el mismísimo cierre el domingo de los colegios electorales, cuando el llamado “conteo rápido” (un muestra representativa de urnas) puso a Pérez en segunda posición, para sorpresa de muchos que le daban ese privilegio a Lasso.

En realidad, era un empate técnico pues se trataba apenas del 0,2 % de los votos y de un conteo parcial que fue evolucionando a lo largo de la noche, lo que despertó más suspicacias.

La lenta y poco representativa progresión en la extracción de los resultados reales tampoco ha ayudado, pues se ha dejado para revisión final las incidencias en la provincia de Guayas, donde Lasso tiene su bastión.

Los datos de la Sierra, más receptiva de la oferta política de Pérez, salieron antes, y de ahí que en los últimos tres días el líder conservador haya acortado distancias.

La diferencia de 52.933 votos el martes, comenzó a bajar hasta un mínimo 4.200 este miércoles, obligando a un paro de dos horas en el recuento de actas con incidencias para revisar las denuncias de Pérez.

“Las elecciones se ganan en las urnas y hasta que no se termine el escrutinio, entendiéndose esto la revisión de actas con inconsistencias o las del exterior, que todavía no llegan, esto no termina”, explicó el vicepresidenta del CNE, Enrique Pita, apuntado en numerosas ocasiones como favorecedor de posiciones de derechas.

NO TAJANTE A LA VIOLENCIA

Argumentos que en nada convencen a un Pérez que, convencido de sus cálculos y proyecciones, y de que las “maniobras” políticas pueden no tener límite en su país, afirma que el CNE “despierta muchas desconfianzas” por su mera composición, dado que Pachakutik no tiene “ni un solo vocal”.

“Nos da una (sensación de) impotencia el no tener una persona adentro para ver qué están cocinando. ¡Mucha impotencia!”, reconoció a Efe.

Pero exhortó a sus seguidores a no recurrir a la violencia, porque no quiere que “se repitan pérdidas de vidas humanas” como en 2019.

“No agachar la cabeza, pero con la resistencia pacífica”, manifestó, y aseguró que agotará todos los recursos legales a su alcance.

Mientras, en los centros del CNE en Guayaquil y Quito algunas concentraciones de militantes, por ahora, pequeñas (varios cientos) y pacíficas.

De lo que no hay duda para ellos es de que el resultado solo puede ser uno: “la votación ya es clara, estamos en segunda vuelta”, dijo a Efe Nyau Uyunkar, presidente del Comité Interfederacional, quien pidió al país “tranquilidad” y “no entrar en una desconfianza entre el pueblo”.

_________________________________________

LOS PRINCIPALES CANDIDATOS

Andrés Arauz, candidato del partido Unión por la Esperanza, saluda a sus seguidores durante un mitin en Salcedo, Ecuador, el domingo 31 de enero de 2021. (AP Foto/Dolores Ochoa).
Andrés Arauz, candidato del partido Unión por la Esperanza, saluda a sus seguidores durante un mitin en Salcedo, Ecuador, el domingo 31 de enero de 2021. (AP Foto/Dolores Ochoa).

Andrés Arauz

El economista de 35 años ha prometido devolver al país a los programas de asistencia y gasto social aplicados en el gobierno de Correa, en parte haciendo retroceder un plan de austeridad vinculado a un convenio de financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

MIRA: Elecciones Ecuador 2021: Quién es Andrés Arauz, el candidato más joven a la Presidencia | PERFIL

A sus 22 años, se unió a la administración de Correa y ascendió de rango para ocupar puestos de gerencia media en el Ministerio de Política Económica, Banco Central del Ecuador y la Secretaría de Planificación hasta ser ministro de Conocimiento y Talento Humano y de Cultura.

En el 2017, se mudó a México para obtener un doctorado en economía financiera, pero interrumpió sus estudios para postularse para presidente.

Nacido en Quito en una familia de clase media, Arauz está casado, tiene un hijo y toca el acordeón.

Su plataforma incluye la promesa de entregar US$1.000 a un millón de familias vulnerables al asumir el cargo, así como cobrar impuestos a las grandes empresas y aumentar el poder regulador del Estado.

Guillermo Lasso, del movimiento CREO, participa en una caravana como parte de la campaña electoral en Quito, Ecuador. (EFE/ José Jácome).
Guillermo Lasso, del movimiento CREO, participa en una caravana como parte de la campaña electoral en Quito, Ecuador. (EFE/ José Jácome).

Guillermo Lasso

Exbanquero y candidato presidencial en dos ocasiones, Lasso ha prometido estimular la economía aumentando la inversión extranjera e impulsando la producción de petróleo, la exportación más importante de la nación sudamericana.

MIRA: Elecciones Ecuador 2021: Quién es Guillermo Lasso, el banquero que busca la Presidencia por tercera vez | PERFIL

El más joven de 11 hijos de una familia de clase media, Lasso comenzó a trabajar desde los 15 años en la Bolsa de Valores de Guayaquil y fue rápidamente escalando posiciones hasta convertirse en presidente del Banco de Guayaquil por casi 20 años.

Casado y con cinco hijos, Lasso también tuvo un breve paso por la filial local de Coca-Cola y se desempeñó por un corto tiempo como ministerio de Economía en el gobierno de Jamil Mahuad.

Lasso, de 65 años, perdió la presidencia en el 2013 ante Correa por un amplio margen y en el 2017, por poco, ante el actual presidente Lenín Moreno.

Promete generar 2 millones de puestos de trabajo, expandir el sector agrícola a través de préstamos a bajo interés y reducir progresivamente los impuestos.

El candidato a la Presidencia de Ecuador Yaku Pérez encabeza una caravana por las calles de Quito. (EFE/José Jácome).
El candidato a la Presidencia de Ecuador Yaku Pérez encabeza una caravana por las calles de Quito. (EFE/José Jácome).

Yaku Pérez

El abogado Yaku Pérez, en su primera candidatura presidencial, se presenta con promesas de prohibir la minería industrial cerca de los ríos, y ha liderado por años protestas ambientales que lo llevaron a ser arrestado seis veces.

MIRA: Elecciones en Ecuador 2021: quién es Yaku Sacha Pérez, el ambientalista que postula a la presidencia | PERFIL

El viudo de 51 años y padre de dos niñas decidió cambiar su nombre desde hace tres años a Yaku, que significa “agua” en el idioma cañari quichua.

En repetidas ocasiones chocó con el gobierno de Correa debido a su oposición a la minería a gran escala. También llevó a cabo una batalla legal que derivó en la suspensión del proyecto minero estratégico Río Blanco en la provincia del Azuay, donde durante años participó en gestiones comunitarias para asegurar que los pueblos andinos tengan acceso al agua.

“Mi lucha ha sido por el agua, y por defenderla fui encarcelado. Por amor al agua cambié mi nombre. Somos agua”, dice en su sitio web, donde promociona siete libros de su autoría.

Aunque no se espera que llegue a una segunda vuelta, su oposición de larga data a Correa significa que probablemente se alejaría de Arauz.

Propone convocar a una consulta popular nacional para prohibir el desarrollo de la minería metálica cerca de las cuencas hidrográficas.

Pérez dice que recuperar el dinero robado en gobiernos anteriores podrá sacar a Ecuador de la crisis económica. El lema de su campaña es “la plata alcanza cuando nadie se la roba”.

Los candidatos favoritos para las elecciones en Ecuador. (AFP).
Los candidatos favoritos para las elecciones en Ecuador. (AFP).

LOS DESAFÍOS DEL PRÓXIMO GOBIERNO

Ecuador afronta un endeudamiento externo crónico y una crisis financiera agravada por la pandemia y la inestabilidad del precio del crudo, del cual depende su economía.

Tras la bonanza petrolera de la que gozó su antecesor, el socialista Rafael Correa (2007-2017), el mandatario Lenín Moreno debió encarar serias dificultades económicas, que lo llevaron a engrosar la deuda al acudir a organismos de crédito como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Apoyarse en el Fondo es una manera de ordenar las cosas con una buena asesoría”, dijo a la AFP el analista Pablo Lucio Paredes, catedrático de la privada Universidad San Francisco de Quito.

MIRA: Cómo llega Ecuador a unas elecciones marcadas por la pandemia de coronavirus

Esa estrategia dio alivio a la dolarizada economía ecuatoriana, pero el pasivo externo pasó entonces de unos 26.897 millones (26% del PIB) a unos 42.383 millones de dólares (44% del PIB) entre mayo de 2017, cuando asumió Moreno, y noviembre pasado, según los últimos datos disponibles del Banco Central.

La situación, que críticos del correísmo atribuyen al despilfarro durante esa década en la que el petróleo mantuvo un promedio alto, empeoró con la aparición del covid-19, que además de un impacto económico desató una crisis social y sanitaria.

“En un entorno de debilidad, de mal manejo económico, nos encuentra el coronavirus poco preparados y amplifica todos los problemas”, dijo a la AFP el analista Alberto Acosta Burneo, del grupo Spurrier.

La pandemia deja pérdidas estimadas por encima de los 6.400 millones de dólares en el conjunto de la economía, que se contraerá 8,9% en 2020, de acuerdo con la proyección oficial.

Además, ha afectado al mercado laboral: el índice de desempleo trepó desde 3,8% en diciembre de 2019 hasta 8,59% en septiembre pasado, según el último dato difundido.

La intención de voto en Ecuador. (AFP).
La intención de voto en Ecuador. (AFP).

Brecha fiscal

Aunque los pronósticos prevén una recuperación del 3,1% para la economía ecuatoriana en 2021, al próximo gobierno le esperan grandes desafíos.

El principal será “reducir una brecha fiscal que bordea los 5.000 millones de dólares”, señaló Acosta, quien aboga por “la vía ortodoxa, de poner en orden las cuentas fiscales, tanto como el gasto” para encauzar la economía.

Los favoritos para la elección presidencial son el economista de izquierda Andrés Arauz (35 años), delfín de Correa, y el exbanquero de derecha Guillermo Lasso (65), además del líder indígena y antiminero Yaku Pérez (51), alineado con la izquierda.

Los candidatos plantean diferentes modelos económicos para este país de 17,4 millones de habitantes. El contrapunto está en “la otra vía, la heterodoxa o la creativa, entre comillas, en la que se dice que la austeridad es mala”, sostuvo Acosta, haciendo referencia a la propuesta de Arauz.

Para reactivar la economía en medio de la pandemia, Arauz promete entregar 1.000 dólares a un millón de familias en su primer mes de gestión si accede a la presidencia. Lasso y Pérez coinciden en la propuesta de generar un millón de empleos en un hipotético primer año de gobierno.

La economía de Ecuador. (AFP).
La economía de Ecuador. (AFP).

Oxígeno

Durante la administración de Moreno, se implementaron medidas para disminuir la dependencia del petróleo, principal producto de exportación. El país se abrió en 2019 a la minería a nivel industrial y aspira que ese sector aporte un 4% del PIB en 2021 frente al 1,6% de ese año.

Moreno, quien entregará el poder el 24 de mayo, “hizo varias cosas bien” como “la reducción del gasto, algunas reformas laborales, la lucha contra la corrupción, encaminar un tratado de libre comercio con Estados Unidos”, evaluó Paredes.

Luego de obtener nuevos créditos, el gobierno de Moreno logró en agosto pasado un acuerdo con sus acreedores para reestructurar unos 17.400 millones de dólares del pasivo en bonos.

Es el “mayor logro de Moreno”, estimó Acosta respecto a una reducción de 1.540 millones de dólares en el capital y una disminución de la tasa de interés promedio de 9,2% a 5,3%.

Eso dará oxígeno a la nueva administración. “Todos los acreedores pueden estar seguros de que respetaremos la renegociación”, indicó Lasso, mientras que Arauz opinó que eso “da un espacio para respirar al país por varios años”.

Fuente: EFE / Reuters / AFP

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

_____________________________

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?
¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?

TE PUEDE INTERESAR