Los partidarios del ex presidente boliviano Evo Morales protestan en La Paz. (REUTERS / Henry Romero).
Los partidarios del ex presidente boliviano Evo Morales protestan en La Paz. (REUTERS / Henry Romero).
Redacción EC

La Paz. La crisis en desatada tras las elecciones generales del 20 de octubre ha dejado 8 muertos, 508 heridos y 460 detenidos en distintos incidentes en 24 días de manifestaciones, según datos de la Defensoría del Pueblo.

Uno de los fallecimientos más recientes se produjo el martes, cuando pereció el comandante de la unidad de operaciones especiales de la Policía de La Paz, tras sufrir un accidente el domingo pasado en una autopista de la ciudad cuando trataba de controlar unas protestas.

La ciudad de Cochabamba, en el centro del país, registra tres fallecidos, según un informe difundido por la Defensoría del Pueblo.

La Paz, la sede del Gobierno y del Parlamento de Bolivia, y Santa Cruz, la ciudad más poblada del país, lamentan dos muertos cada una.

Potosí, una ciudad de larga tradición minera en el sur del altiplano boliviano, registra también un fallecido.

Simpatizantes de Evo Morales se manifiestan en La Paz. (REUTERS/Marco Bello).
Simpatizantes de Evo Morales se manifiestan en La Paz. (REUTERS/Marco Bello).

La mayoría de los heridos, 469, sufrieron lesiones causadas por civiles, mientras que los otros 39 tuvieron que ser atendidos por lesiones originadas por la Policía, según el reporte.

El informe destaca que 13 policías, 11 niños y 8 periodistas fueron agredidos durante las protestas.

La mayoría de los heridos durante las movilizaciones son hombres, 438, frente a las 70 mujeres que presentaron lesiones.

La violencia se recrudeció en Bolivia el domingo, cuando Evo Morales renunció a la Presidencia del país y grupos vandálicos provocaron saqueos, incendios y destrozos al mobiliario urbano en diferentes regiones del país.

La policía reprime una manifestación en La Paz. (AFP / RONALDO SCHEMIDT).
La policía reprime una manifestación en La Paz. (AFP / RONALDO SCHEMIDT).

Los enfrentamientos entre seguidores de Morales y las fuerzas de seguridad dejaron cinco fallecidos entre el 11 y 12 de noviembre, según informa la Defensoría del Pueblo en redes sociales.

Cuatro de esas muertes se produjeron por impacto de bala durante la intervención conjunta de las Fuerzas Armadas de Bolivia y la Policía Boliviana, mientras que el quinto fallecimiento se produjo por estrangulamiento, indica ese reporte.

Después del incremento registrado esta semana en los episodios de violencia, las Fuerzas Armadas acordaron apoyar a la Policía para frenar el vandalismo desatado sobre todo en ciudades como La Paz y El Alto.

Fuente: EFE