El ex representante del Papa procesado por abusos sexuales
El ex representante del Papa procesado por abusos sexuales
Redacción EC

Ciudad del Vaticano (AP)

El anunció que un ex representante que cumplía funciones equivalentes a las de un embajador en República Dominicana fue puesto bajo arresto domiciliario tras ser acusado de abusar sexualmente de jóvenes durante su estancia en el .

Josef Wesolowski cumplía las funciones de nuncio vaticano, representante diplomático del Papa en un país o estado. 

Es la primera vez que un alto funcionario del Vaticano enfrenta cargos criminales en una corte por presuntamente abusar sexualmente de jóvenes.

Wesolowski había sido expulsado del sacerdocio en junio, luego de ser declarado culpable de y le impusieran la máxima sanción en el derecho canónico: dejar el sacerdocio y vivir la vida como laico. Hoy, un tribunal penal independiente de la ciudad-estado del Vaticano dio apertura a un proceso penal al aceptar la celebración de una audiencia preliminar y decidió ponerlo bajo arresto domiciliario como medida preventiva previa al juicio.

Mediante un comunicado, el Vaticano dijo que Wesolwski presentó documentación médica en la que detalla los problemas de salud que le impedían cumplir con una detención más restrictiva. Dentro de sus cuarteles de policía, El Vaticano tiene unas cuantas habitaciones pequeñas que sirven como celdas de detención.

Wesolowski podría enfrentar una condena de cárcel si es hallado culpable en el juicio penal.

INVESTIGADO DESDE 2013
La Santa Sede ordenó el regreso de Wesolowski, nacido en , en agosto de 2013 después de que el arzobispo de Santo Domingo le contara al papa Francisco acerca de los rumores de que había abusado sexualmente de varios adolescentes.

Los fiscales dijeron que presuntamente el ex embajador dio dinero a los jóvenes para que se masturbaran.

Aunque en un inicio las autoridades dominicanas se negaron a abrir una investigación en contra de Wesolowski debido a la inmunidad diplomática de la que gozaba, un tribunal de fue el encargado de presentar las primeras acusaciones. Éstas se produjeron el mes pasado, luego de que el Vaticano lo expulsara y con ello perdiera su inmunidad. Fiscales polacos también le abrieron una investigación.

Wesolowski podría enfrentar una condena de cárcel si es declarado culpable por el tribunal penal del Vaticano, que tiene jurisdicción sobre crímenes cometidos dentro de la pequeña ciudad estado del Vaticano o por cualquier funcionario diplomático de la Santa Sede.

El caso también ha sido una prueba de fuego a la voluntad del papa Francisco de sancionar, incluso, a los funcionarios de más alto rango del Vaticano por un crimen que la Santa Sede ha afirmado que han cometido sacerdotes descarriados y no representantes directos del papa.

El papa ha dicho que ningún prelado, sea un sacerdote o cardenal, tiene privilegios cuando se trata de acusaciones de abuso sexual.