Redacción EC

Una huelga de 24 horas de transportistas y sindicatos opositores en demanda de la reducción de un impuesto a los salarios, paralizaba este martes gran parte de la actividad en Argentina, a siete meses de las elecciones presidenciales.

Esta es la cuarta medida de fuerza que toman los sindicatos durante el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner, quien asumió el poder en 2007 y finaliza su segundo mandato a fin de año.

Sólo automóviles particulares circulaban este martes por Buenos Aires por la protesta que afecta la totalidad del transporte público, sean buses de pasajeros urbanos y de larga distancia, el metro capitalino y los ferrocarriles.

Las líneas aéreas Aerolíneas Argentinas, Austral, la chilena LAN y la brasileña TAM cancelaron vuelos mientras que el resto de la compañías sufrieron desvíos o demoras.

Fuente: AFP