Redacción EC

Las sangrientas protestas contra la violencia policial en aflojaron este sábado, luego de cuatro días de muertos y caos en las principales ciudades del país por el deceso de un hombre a manos de uniformados que le propinaron un brutal castigo.

En Bogotá, apenas unas 60 personas se concentraron frente a un puesto de policía del centro de la ciudad en rechazo a los excesos de la fuerza pública durante las jornadas de protesta.

“Esperamos que (el presidente conservador Iván) Duque reinterprete lo que está pasando con esta institución que ya (...) no respetamos, ellos no nos defienden, son opresores”, dijo una participante, Rocío Peña, a varios periodistas en el lugar.

La ONG local Temblores denunció un presunto abuso sexual a tres mujeres en ese puesto de mando durante la jornada de protestas del jueves lo que convocó a los manifestantes en este punto del corazón de la capital.

Bajo las consigas “tombo (policía) violador” y “asesinos”, decenas de personas rechazaron también la muerte de Javier Ordóñez el miércoles, de 43 años y padre de dos hijos.

La agresión policial ocurrió en el noroeste de Bogotá y se dio a conocer inicialmente a través de un video que desató la ira popular contra el cuerpo de uniformados.

Una secuencia de dos minutos muestra a dos efectivos cuando reducen a Ordóñez y, ya en el suelo, le propinan al menos cinco descargas de varios segundos con un arma eléctrica.

En Cali (suroeste) unos 40 manifestantes se reunieron para apoyar a la fuerza pública, blanco del descontento en las calles.“Estoy acá porque me duele que mis hijos vean las noticias y vean todos estos actos vandálicos y a la gente tildando a los policías de malas personas, de asesinos”, dijo a la AFP Alejandra Salazar, de 33 años y esposa de un subintendente del cuerpo.

En Medellín y otras ciudades la convocatoria no tuvo mayor adhesión.

En las protestas - que el gobierno vincula con un “vandalismo sistemático y coordinado” - han muerto 13 personas, en su mayoría jóvenes de entre 17 y 27 años que fueron baleados en Bogotá y alrededores.

La alcaldesa de la capital, Claudia López, opositora del gobierno, aseguró tener pruebas “sólidas” del “uso indiscriminado” de la fuerza y armas de fuego por parte de algunos uniformados contra los manifestantes.

Involucrada en la lucha antinarcóticos y contra las guerrillas, la policía colombiana está bajo el control del ministerio de Defensa. Ante lo ocurrido, la alcaldesa y otras voces piden su transformación en un cuerpo civil armado.

Fuente: AFP

_________________________

VIDEO RECOMENDADO

Gobierno de Colombia pide perdón por agresión policial que desató protestas. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR