Redacción EC

Las autoridades mexicanas interceptaron este miércoles en el puerto de Manzanillo, Colima, a un barco que transportaba de manera ilegal más de 68.000 toneladas de mineral de hierro.

El barco fue detenido gracias a una llamada anónima que recibió la policía poco después de que la embarcación abandonara el puerto de Lázaro Cárdenas en el estado de Michoacán.

El comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, dijo que el mineral fue extraído de manera ilegal y que formaba parte de las actividades ilícitas del cartel de los Caballeros Templarios.

El pasado martes el alcalde de Lázaro Cardenas, Arquímedes Oseguera, fue arrestado por sus supuestos vínculos con ese mismo cartel. Se cree que esa organización controla las actividades relacionadas con drogas y minería ilegal en el estado de Michoacán.

Según las autoridades, más de 200.000 toneladas de mineral de hierro ilegal han sido decomisadas en los meses recientes, y la mayoría, según se dijo, estaban destinadas a China.

La compañía que opera la embarcación, Jian Hua, tiene ahora 30 días para probar ante las autoridades que el mineral fue extraído legalmente en México.

CABALLEROS TEMPLARIOS
Lázaro Cárdenas es una de las principales ciudades portuarias de la costa del Pacífico y también se ha convertido en un sitio de violentos conflictos vinculados al narcotráfico.

Debido a su ubicación en el Pacífico, el estado de Michoacán ocupa una posición estratégica para el pujante comercio de los narcotraficantes con China.

Desde hace tiempo el cartel gradualmente ha estado diversificándose a otros negocios y, según las autoridades, sus exportaciones de mineral de hierro a China se volvieron tan exitosas que la Armada mexicana tuvo que tomar el control del puerto en noviembre.

Aunque el puerto inauguró el transporte de contenedores hace sólo una década, es suficientemente profundo para que las mayores embarcaciones del mundo puedan atracar en él. Y se dice que está tratando de competir con Los Ángeles para convertirse en el principal punto de recepcción de productos asiáticos para el mercado estadounidense.

Michoacán, por otra parte, es el mayor productor de mineral de hierro en México y es un imán para los comerciantes chinos que tienen una gran demanda de acero en su país.

Además del contrabando de mineral de hierro, los Caballeros Templarios también se han convertido en uno de los principales abastecedores de metanfetaminas a Estados Unidos.