"Promover a jueza que condenó a Leopoldo sería una aberración"
"Promover a jueza que condenó a Leopoldo sería una aberración"

Luego de la condena a 13 años y 9 meses contra su esposo, el líder opositor Leopoldo López, dictada por la jueza Susana Barreiros, Lilian Tintori retomó los viajes por el mundo que venía haciendo hace un año y medio para crear conciencia sobre la detención de su marido el 12 de febrero de 2014 por convocar a marchas contra la inseguridad y la escasez en .

"Hoy el mundo sabe con este sacrificio que hizo Leopoldo que Nicolás Maduro no es un demócrata, que usa los poderes para imponer su voluntad violando el debido proceso. Hoy, sabemos que en Venezuela no hay democracia”, dice Tintori a “El Mercurio” desde Praga, donde participa en la XIX edición del Forum 2000 que se celebra bajo el lema “Democracia y Educación” en la capital checa.

► ¿Qué opina de la posibilidad, sugerida por medios venezolanos, de que la jueza Barreiros sea designada cónsul en Santiago? Diputados chilenos ya dijeron que si eso sucede “ninguna institución democrática de Chile la va a recibir”.

Enviarla sería una aberración, ni hablar de recibirla, que sería muy duro de aceptar. Susana Barreiros es el equivalente a la verdugo del régimen que ejecutó las órdenes que le dictaron sus superiores. Sin pruebas ni testigos, lo que hizo fue un linchamiento legal.

Entiendo el rechazo de los diputados chilenos y de parte de la sociedad chilena. Sería un insulto para la memoria de la lucha por la democracia y para los que hasta han dado su vida para defender la democracia, recibir a una representante que no solo condenó a Leopoldo, sino que con su aberración jurídica condenó la democracia venezolana al acatar órdenes para sentenciar con la pena máxima a un inocente y acabar de un plumazo con la separación de poderes.

► La cancillería chilena instó a que “se respeten las garantías judiciales de un debido proceso”, y el Congreso expresó ayer su rechazo a la sentencia impuesta a López. ¿Qué le parecen estas posturas?

Nosotros también exigimos que se apliquen las garantías procesales. Pero el régimen hizo lo que le dio la gana y terminó aplicando una decisión que estuvo precedida de vicios e inconsistencias. La ausencia de independencia judicial es evidente. Antes de que Leopoldo se entregara, el Presidente Maduro dijo al menos 11 veces antes que ‘le estaba calentando la celda’, el presidente de la Asamblea (Diosdado Cabello) anunció públicamente que ‘Leopoldo es culpable’, y el Ministerio Público emitió unos mensajes por Twitter durante la última audiencia en los que anunciaba que había logrado probar la culpabilidad de Leopoldo, sin esperar a la jueza.

Los cuatro discursos base de la acusación del Ministerio Público no fueron analizados. Parte del material probatorio "desapareció" y fue incorporado fraudulentamente en el juicio. En una de las audiencias, dos adolescentes declararon haber estado bajo la influencia de sustancias estupefacientes y admitieron su responsabilidad como autores materiales en la quema de unidades de la policía por la que tratan de inculpar a Leopoldo y de haberlo hecho por voluntad propia. Los dos testigos nunca han sido procesados. Lo más crítico del juicio es el testimonio de un lingüista que declaró que Leopoldo nunca llamó a la violencia y que los mensajes no eran subliminales, sino que eran "claros, directos y específicos".

Leopoldo sabía desde el principio que las consecuencias de su entrega serían duras a nivel personal y para nuestra familia. Condenarlo ha sido un golpe duro, pero no tener la solidaridad irrestricta de la región en un caso de defensa de la libertad sería aún más duro por todo lo que significa la democracia para Latinoamérica.

► ¿Qué pueden hacer ahora para conseguir la revocación del fallo?

El régimen de Nicolás Maduro le ha dado un portazo a la oportunidad del diálogo, de la democracia de la reconciliación. No les interesa, y eso es precisamente lo que Leopoldo alertó hace un año y medio cuando emprendió una protesta pacífica, constitucional y democrática, para quejarse de las condiciones de vida de los venezolanos. Ese llamado fue atendido masivamente por líderes políticos, jóvenes estudiantes y diversos actores de la sociedad.

► ¿Qué puede hacer la región?

Espero la solidaridad del mundo democrático, en especial de Latinoamérica, que en épocas pasadas, cuando hubo dictaduras, recibió la mano generosa que Venezuela tendió a los exiliados, a los perseguidos. Como dijo el ex Presidente Ricardo Lagos: "Aprendimos en tiempos de la dictadura que respecto a los derechos humanos no hay fronteras (...) y donde quiera que se violen, alguien tiene que levantar la voz".

El viernes, Amnistía Internacional consideró que Leopoldo es un preso de conciencia, confirmando lo que venimos diciendo desde hace ya un tiempo, que Leopoldo está preso por sus ideas, por haber criticado al régimen y haberlo llamado antidemocrático, corrupto, ineficiente y represor, un régimen que le ha fallado a la gente. Por eso está preso Leopoldo.

► ¿Confía en la instancia de apelación?

Es muy difícil confiar en un sistema de justicia con más de 97% de impunidad, sin embargo no nos rendimos. Agotaremos todas las instancias nacionales e internacionales hasta tanto obtengamos justicia y libertad para Leopoldo y los 78 presos políticos de Venezuela.

► ¿Considera que los comicios del seis de diciembre son clave para el futuro de Venezuela?

Es una de las ventanas que tenemos para ejercer nuestra voluntad y votar por los candidatos de nuestra elección. Siempre y cuando esas elecciones cuenten con la observación internacional calificada de entes de comprobada trayectoria y experticia como lo son la OEA y la Unión Europea. Esa es la única garantía que tendremos de que se han celebrado unas elecciones justas y transparentes, respetando la votación del pueblo. Los venezolanos aspiramos al cambio político y a recuperar nuestros espacios de libertad, y esta es una oportunidad para ejercer nuestro derecho al voto y así estoy segura de que lo vamos a lograr, masivamente y unidos.

► ¿Cómo están ustedes como familia ante el escenario de que López pase 14 años preso?

Es muy duro, pero a la vez nos sentimos más fuertes que nunca y más determinados a vencer la adversidad. Esta es una situación muy difícil. Leopoldo lleva 19 meses preso, sometido a tratos crueles y degradantes. Tras la sentencia, a Leopoldo lo cambiaron a una celda aún más pequeña de 2 por 2 metros, (ver entrevista a su madre, Antonieta Mendoza).

► También para nuestra familia es duro, tenemos dos niños pequeños, Manuela de 5 años y Leopoldo Santiago de 2 años, y me toca estar al frente de un hogar criándolos sola.

El caso de Leopoldo va más allá de él. Como dice Leopoldo, Venezuela también está presa en sus derechos, en las colas, en la escasez, en la inseguridad. Pero tenemos la absoluta convicción de que falta poco para la libertad. El juicio es una aberración que no se sostiene y el 6 de diciembre tenemos una oportunidad de hacer un cambio.