Redacción EC

Río de Janeiro. Algunos de los 36 pasajeros secuestrados en un autobús a tempranas horas de este martes en () lograron tomar fotos del difícil momento que afrontaron por más de tres horas, hasta que su secuestrador fue abatido.

El medio de comunicación brasileño, Globo.com, publicó estas imágenes compartidas por los propios rehenes, en el que se aprecia la tensión que existía dentro del bus, los movimientos del secuestrador e incluso parte de varias botellas con gasolina que colgaban del techo.

► 

También se aprecia la manera en que el secuestrador, identificado como William Augusto da Silva, intentó atar a los rehenes: con un sello de plástico.

Luego de más de tres horas, con el tráfico vehicular paralizado y teniendo en vilo a todo Brasil, un francotirador acabó con la vida del secuestrador.

William Augusto había descendido del autobús, dirigió algunas palabras a los policías y, cuando intentaba regresar al interior del vehículo, recibió tres disparos.

De inmediato fue auxiliado, pero llegó sin vida al hospital.

El gobernador del estado de Río de Janeiro, Wilson Witzel, dijo a los medios de comunicación que charló con la familia del secuestrador y estos pidieron disculpas públicas por lo sucedido.