Redacción EC

El Comercio

buenas.practicas@comercio.com.pe

El retiro anticipado de fondos privados de pensiones comenzó a dar un respiro a las familias y a mover la aguja de la economía tras cinco meses de pandemia de , e incluso el gobierno, opuesto a la medida por su impacto futuro en las pensiones, reconoce un efecto inmediato sobre las expectativas de los consumidores.

MIRA: “Cayó todo de golpe”: los sepultureros abrumados por tanta muerte en Chile | FOTOS

Aprobada en tiempo récord en el Congreso como medida excepcional y en oposición al gobierno del derechista Sebastián Piñera, el mecanismo permite a los casi 11 millones de afiliados a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) retirar hasta un 10% de sus fondos de jubilación, por una sola vez y libre de impuestos.

El gobierno se opuso a la medida, por su previsible impacto en las ya bajas pensiones de los chilenos. “Si echamos manos a lo que es de las personas para su vejez, nos vamos a transformar en un país ‘bananero’ y los países ‘bananeros’ son pobres, desiguales y tienen democracias débiles”, afirmó hace un mes el ministro de Economía, Lucas Palacios.

Sin embargo, el propio Palacios reconoció el miércoles un efecto positivo en el corto plazo de este retiro, que “está comenzando a reactivar la economía y también las expectativas, y eso es algo muy positivo”.

Con una semana de anticipación, las AFP comenzaron a entregar el dinero. Hasta el miércoles, de acuerdo a un último recuento de la Superintendencia de Pensiones, un total de 5.097.366 personas había recibido su pago, por un monto de 6.703 millones de dólares.

Del total de afiliados al sistema, un 79% pidió hasta ahora el retiro pese a que existe un año de plazo para concretar el trámite. En tanto, el monto promedio de retiro alcanzó los 1.447 dólares.

“Es algo que nos cae de maravilla, por la situación que estamos pasando, la pandemia, estamos con muchas deudas, el arriendo, la comida; entonces para todo eso nos sirve, nos llega como anillo al dedo”, dice a la AFP Lilián Arango, una empleada colombiana de 49 años, mientras hace fila para retirar su dinero en el centro de Santiago.

Retiro anticipado de pensiones, respiro para familias y economía de Chile. (AFP).

Dinero para subsistir

Varios sondeos muestran que la mayoría destinará el dinero a pagar deudas y comprar alimentos después de cinco meses de pandemia, durante los cuales el desempleo en Chile alcanzó niveles récord del 12%. Pero si se considera a los casi 800.000 trabajadores que se acogieron a una ley especial creada en marzo -que permitió la suspensión de los contratos laborales y acceder a los seguros de cesantía- la cifra llegaría al 22%.

Voy a destinar parte para pagar la vivienda; hay que ser precavidos, porque no se sabe si va a venir otra pandemia más, no se sabe, voy a guardar, reservar”, afirmó por su parte Marina Becerra, una trabajadora peruana de 57 años.

“Estamos sin trabajo; no tenemos dinero y necesitamos el dinero para subsistir. No me parece justo que tengamos que sacar nuestro propio dinero, simplemente hay que recurrir a eso por necesidad básica, porque no hay otra solución”, se queja por su parte el chileno Patricio Zúñiga.

La oposición levantó esta ley ante la demora y la dificultad en la entrega de las ayudas oficiales. Recién a inicios de agosto comenzó a pagarse un bono único para trabajadores de clase media por 630 dólares.

Desde inicios de semana, medios locales muestran filas de clientes comprando televisores, juguetes y colchones, entre otros artículos, en supermercados y algunos centros comerciales de comunas donde no rige la cuarentena.

Es precisamente esa inyección de recursos la que estaría apuntalando la economía local, pudiendo aminorar, de acuerdo a economistas, entre tres a cinco puntos porcentuales la caída de PIB de hasta un 7,5% estimada para este año como consecuencia de la pandemia.

Derribando mitos

El proceso de devolución también ha logrado beneficiar a las criticadas AFP.

Creadas bajo la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) han estado en el ojo de la tormenta en los últimos años, por las bajas pensiones que entregan.

Para acceder a los retiros, las AFPs debieron liquidar activos por casi 10.000 millones de dólares (2.000 de ellos en el exterior; 3.500 al Banco Central y otros 5.300 millones en la venta directa de dólares) y lo hicieron de forma rápida y expedita.

“En este proceso inédito de retiro del 10% hemos visto cómo diversos mitos que existían en torno a las AFP han quedado desestimados. Que las AFP se roban la plata, que el dinero no estaba, que la plata no es de los trabajadores, que las administradoras se quedan con los ahorros de quienes fallecen”, dijo el gerente general de la asociación de AFPs, Fernando Larraín, a medios locales.

El coronavirus ha golpeado con fuerza a Chile con más de 375.000 contagiados y casi 14.000 fallecidos.

Fuente: AFP

_____________________

VIDEO RECOMENDADO

Diputados aprueban reforma en Chile para retiro de fondos de pensiones tras protestas

TE PUEDE INTERESAR