Santos llegó a la frontera y saluda a militares venezolanos

Bogotá. El presidente de Colombia, , visitó hoy uno de los puntos fronterizos con Venezuela afectados por el cierre ordenado por Nicolás Maduro en medio de la crisis binacional y saludó allí a varios militares de la Guardia Nacional Bolivariana.

Santos, quien viajó al municipio de Paraguachón, en el departamento de La Guajira (norte), para conocer la situación que viven miles de colombianos, se acercó al grupo de militares venezolanos que custodia el límite, les extendió su mano y conversó algunos segundos con ellos.

Asimismo, el mandatario colombiano, acompañado por varios de sus ministros, anunció una serie de medidas para el mejoramiento en la educación, la salud, el empleo y la calidad de vida adoptadas en esa región para mitigar los efectos del cierre del paso fronterizo.

"Vamos a construir un centro de acopio que va a ser alimentado permanentemente por unidades de la Armada Nacional en todo lo que se requiera en materia de alimentos", indicó el jefe de Estado al agregar que la misma comunidad puede encargarse de la distribución de los artículos "para no depender del otro lado de la frontera".

Santos dijo, además, que los acercamientos para lograr un encuentro con Maduro, a través de los gobiernos de Uruguay y Ecuador, han funcionado, aunque reiteró que para entablar un diálogo con su homólogo se deben cumplir las condiciones humanitarias que Colombia solicitó.

"Si ya se ha venido avanzando en el corredor humanitario para que los niños no se queden sin colegio, si ya se ha venido avanzando en la unificación de las familias y se ha parado el maltrato, hemos dado un paso importante para poder lograr esa reunión entre el presidente Maduro y este servidor", sostuvo.

"Yo estaré atento a las gestiones del canciller del Ecuador (Ricardo Patiño), del señor canciller del Uruguay (Rodolfo Nin Novoa), para ir preparando la posibilidad de esa reunión", dijo el mandatario al agradecer a esas dos naciones por "su gestión".

El presidente colombiano insistió en advertir que no quiere reunirse "solo por la foto", sino que quiere hacerlo para "encontrar soluciones de forma civilizada y respetuosa".

"Si hay esa voluntad de trabajar mancomunadamente por los intereses comunes, podremos entonces pensar en la reunión entre los dos presidentes", expresó.

La tensión entre ambos países comenzó el 20 de agosto, cuando Venezuela cerró la frontera entre el estado de Táchira y el departamento de Norte de Santander y expulsó más de un millar de colombianos indocumentados.

Tres semanas después, Maduro extendió el cierre de la frontera hacia el estado norteño de Zulia, que se conecta con La Guajira, y declaró el estado de excepción. 

Caracas argumenta que Bogotá no toma las medidas suficientes para garantizar la seguridad en la región, contener a los grupos armados irregulares y frenar el contrabando de alimentos y gasolina desde Venezuela.

En medio de la tensión diplomática, el pasado fin de semana, Colombia denunció dos incursiones de aviones militares venezolanos en su espacio aéreo, lo cual fue calificado por el gobierno del vecino país como unos "falsos supuestos" que intentan "sabotear" el encuentro de los dos presidentes. 

Fuente: DPA