Milagros Asto Sánchez

Luego de seis años de un litigio que enfrentó a Chile y Bolivia por el estatus del fronterizo río Silala, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya determinó que sus aguas son de curso internacional y que ambas naciones deben compartirlas. La decisión inapelable supone el segundo revés para La Paz en el máximo tribunal de Justicia de la ONU desde que en el 2018 se dictaminó que Santiago no estaba obligado a negociar una salida al mar para la nación altiplánica.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más