Redacción EC

Montevideo (El País de Uruguay / GDA) Desde la semana pasada la Asociación de Estudios del Cannabis del Uruguay () ha iniciado un trámite junto al Ministerio de Educación y Cultura () para registrar el primer club legal de consumidores de marihuana en el país. 

Este club ya existe desde abril de 2013, sin embargo operaba de forma ilegal.

Primero se deberán registrar como una asociación civil y luego iniciar un nuevo trámite con el Instituto de Regulación y Control del (IRCCA), el cuál ya funciona pero aún no ha recibido ninguna solicitud de registro

"El primer club lo formamos con socios de AECU que se registraron primero y con los que más lo necesitaban por tener algún problema de salud y que venían recomendados por doctores", dijo Laura Blanco, presidenta de la asociación, al diario "El País" de Uruguay.

que permite el consumo y venta de la droga, regulada en mayo, establece tres formas en la que se puede obtener la misma. Auto cultivo, produciendo un máximo de 480 gramos; membresía, en clubes de 15 a 45 socios con un máximo de 99 plantas o comprar la producción estatal a US$1 el gramo.

Además, la normativa restringe a cada usuario a adquirir un máximo de 10 gramos por semana y estar registrados en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis.

Este club poseerá un máximo de 45 socios y 99 plantas, por lo que su ubicación será secreta para evitar la solicitudes masivas de nuevos miembros y consecuente violación de la ley. Solo los miembros asociados sabrán donde queda el local.

Pese a que el precio de una membresía le pueda parecer muy caro a algunos, Blanco recomendó registrarse por la siguiente razón: "El gobierno va a vender solo cinco variedades diferentes [que se diferencian principalmente por la intensidad de su efecto], nosotros vamos a poder experimentar y llegar a un acuerdo para ver qué tipo de marihuana preferimos".