Redacción EC

Decenas de manifestantes se enfrentaron con bombas caseras y piedras a la policía venezolana en la plaza caraqueña de Altamira, en el este de la capital, con un saldo de tres detenidos y un número indeterminado de heridos.

"Usuarios de la red social Twitter, en su mayoría vecinos de la zona, relatan que se escuchan fuertes detonaciones y ya se han disparado bombas de gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes", señaló el diario "El Nacional" en su portal web.

Como ha ocurrido en las tardes de las últimas semanas, decenas de jóvenes lanzaron piedras y bombas molotov a efectivos de la policía, que los dispersaron con gases lacrimógenos, constataron periodistas de la AFP.

En tanto, el diario "El Universal" publicó denuncias de los vecinos de Altamira que indicaron que los policías ingresaron a sus edificios para tratar de llevarse a los manifestantes que se habían refugiado en ellos. 

Las protestas contra el régimen de Nicolás fueron inciadas el 4 de febrero por estudiantes de San Cristóbal (Táchira) para denunciar la inseguridad. Estas se han multiplicado en distintas localidades sumando reclamos contra la crisis económica, la represión excesiva de las fuerzas policiales y la detención de activistas y dirigentes políticos de la oposición como Leopoldo López.