Un video que circula en redes sociales muestra a 18 carros de alta gama estacionados en una calle pobre de Cosala, en el estado de Sinaloa, en México.
Un video que circula en redes sociales muestra a 18 carros de alta gama estacionados en una calle pobre de Cosala, en el estado de Sinaloa, en México.
El Tiempo de Colombia, GDA

Las imágenes que desprevenidamente grabaron un par de sujetos en una deprimida esquina de la población mexicana de Cosalá, en el estado de , están siendo analizadas por agentes antimafia de Estados Unidos.

El video, grabado el martes desde una destartalada camioneta, con un corrido mexicano como música ambiente, dura tan solo 57 segundos.

Pero fueron suficientes para dejar el registro de una seguidilla de 18 carros de alta gama, parqueados junto a edificaciones en ruinas y de cuatro establecimientos de comida rápida: el Restaurante XX rico guisado de abigeo, Barbacoa, res y carne; De Pollo y más y La Granjita.

“El Tiempo” accedió al video en el que se ven estacionados Mercedes Benz AMG E63; Lamborghini; BMW I8; Porsche 911 Carrera S; Chevrolet Corvette; Porsche Cayman; BMW 240M; BMW 135I; Mini John Cooper Works; Dodge Viper; BMW M4; Mustang GT; Porsche 911 Carrera S; Porsche Carrera; Mustang Shelby y un Chevrolet Corvette.

Expertos aseguran que en el mercado mexicano los carros superan el millón de dólares.

En efecto, el solo Lamborghini puede alcanzar los 350.000 dólares, y la zona en donde fueron grabados es de las partes más deprimidas de Cosalá. El Mercedes E63 está avaluado en 120.000 dólares.

Los Porsche, en promedio, cuestan 135.000 dólares. Los Mustang pueden llegar a valer los mismos 135.000 dólares y los Corvete cuestan al menos 100.000 dólares. Y los BMW, en promedio, llegan a costar 90.000 dólares en México.

Eso se traduce que, en esa sola esquina de una población que no tiene más de 7.000 habitantes, hay parqueados poco más de 1 millón de dólares. ¿Quién tiene allí ese poder adquisitivo?, se han preguntado investigadores.

De hecho, en el video se escucha a los sujetos que hicieron las imágenes declararse aterrados por el espectáculo y comentar que lo paradójico es que en la zona se dice que no hay plata.

"Mira (...) chingones, mira esa madre (...) Porsche. Y que no hay lana en el Estado".

Cosalá –que si bien es una región de ingresos medios debido a la explotación minera, especialmente de plata– está ubicada en lo que se conoce como ‘triángulo dorado’, una región en la que Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán –jefe del Cártel de Sinaloa condenado a cadena perpetua en Estados Unidos– consolidó su principal refugio antes de su última captura y extradición.

Es una zona boscosa que se conforma entre los estados mexicanos de Sinaloa, Durango y Chihuahua, donde el otrora poderoso narcotraficante consolidó un ejército privado para su protección y para el manejo de sus negocios ilegales.

Y Cosalá es la puerta de entrada a esa región. Incluso, hay una zona cercana que se conoce como las rancherías de Tamazula, donde se dice que ‘El Chapo’ ubicó en su momento a varios de sus secuaces para evitar el accionar militar cuando aún estaba libre.

Por estos antecedentes de la zona, y el alto valor de los carros parqueados en esa esquina, es que agentes federales indagan si sus propietarios son empresarios de éxito o están también ligados al narcotráfico.