Imagen referencial. Grupos de mujeres participan en el proyecto llamado "La Caja", en la Casa de Justicia para las Mujeres, en Puebla (México). Se trata de una performance en el que usuarias del Centro de Justicia para las Mujeres de Puebla, integran formas de expresión artísticas para combatir la violencia contra las mujeres. Ser mujer en Latinoamérica todavía representa una desventaja, pues los Gobiernos siguen sin garantizar la equidad de género y el respeto a los derechos humanos de este sector de la población, coincidieron hoy expertos consultados por Efe. EFE/Hugo Ortuño
Imagen referencial. Grupos de mujeres participan en el proyecto llamado "La Caja", en la Casa de Justicia para las Mujeres, en Puebla (México). Se trata de una performance en el que usuarias del Centro de Justicia para las Mujeres de Puebla, integran formas de expresión artísticas para combatir la violencia contra las mujeres. Ser mujer en Latinoamérica todavía representa una desventaja, pues los Gobiernos siguen sin garantizar la equidad de género y el respeto a los derechos humanos de este sector de la población, coincidieron hoy expertos consultados por Efe. EFE/Hugo Ortuño
Agencia EFE

Agencia de noticias

La violencia contra las mujeres en se mantiene como “una pandemia tanto o más lacerante que la ”, según la titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México, Rosario Piedra Ibarra, que este miércoles presentó ante el Congreso su informe anual de 2020.

Piedra Ibarra destacó que la violencia de género y feminicida “requieren de soluciones urgentes y contundentes” y exhortó a las autoridades a emprender diversas acciones para que este asunto “se considere prioritario”.

La Secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana (SSPC) anunció recientemente un aumento anual del 0,3 % en los feminicidios en 2020, lo que significaría que al menos 1.015 mujeres murieron en un asesinado tipificado por violencia machista o de género.

“Es fundamental empujar un cambio cultural de fondo, para dejar atrás la normalización y minimización de las distintas formas de violencia de género en nuestra sociedad”, apuntó la SSPC.

A finales de noviembre, la Red Nacional de Refugios para mujeres víctimas de violencia informó que había atendido a 34.716 personas, de las que unas 12.000 fue vía telefónica o redes sociales.

Piedra Ibarra dijo que la CNDH “reconoce la existencia de una debilidad institucional para atender la crisis de desapariciones” y por ello reconoce los esfuerzos individuales, de familias, colectivos y Organizaciones de la Sociedad Civil para buscar a sus seres queridos.

La Comisión exhortó a las autoridades a llevar a cabo diversos esfuerzos para superarla, entre ellos, el establecimiento de un marco normativo mínimo, la realización de un reporte nacional de personas desaparecidas y no localizadas y la creación del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense.

Según datos de la Comisión Nacional de Búsqueda de México, existen 82.881 denuncias de personas desaparecidas. La gran mayoría en los últimos 14 años.

CASO IGUALA

En el informe de 2020, la CNDH destacó que en el seguimiento al caso Iguala, sobre la desaparición en 2014 de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, recordó que el 29 de enero de 2020, dejó sin efectos el acuerdo de creación de la oficina especial para el caso Iguala”.

Dijo que se instruyó a la dirección general de la Primera Visitaduría General “encabezar los trabajos de acompañamiento a las víctimas, así como a brindar todas las condiciones materiales, asesoría jurídica y atención para que se tenga acceso a la verdad y a la impartición de justicia”.

Recordó que a partir de septiembre se entabló comunicación y se estableció un marco de colaboración interinstitucional con la Fiscalía General de la República “buscando aportar a las nuevas investigaciones del caso, resultado de lo cual se atendieron 14 requerimientos a través de ocho oficios relacionados al caso.

OCUPACIÓN DE SEDE

De la ocupación de una sede de la CNDH en Ciudad de México por parte de grupos feministas desde el 4 de septiembre, Piedra Ibarra dijo que desde el primer día de su gestión decidió “abrir las puertas a todas y a todos” y decidió que la Comisión “sea la casa de la víctimas”.

Señaló que en la ocupación “no queda ya ninguna de las víctimas, cuyas demandas motivaron la toma, ya que a todas se les ha atendido y acompañado”.

Dijo que la propuesta la Comisión es que esa sede se convierta en un centro de atención a las víctimas, misma propuesta de las feministas ocupantes, pero ella ha dicho que sin la rectoría de la CNDH.

En 2020, la CNDH presentó 103 recomendaciones por violaciones a los derechos humanos, 90 recomendaciones particulares, 11 recomendaciones por violaciones graves y dos recomendaciones generales

Entre ellas 14 fueron para el Instituto Mexicano del Seguro Social, 11 para el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, 6 para el Instituto Nacional de Migración, y 5 tanto para la Comisión de Prevención y Readpatación Social como para la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Los principales hechos violatorios son negligencias médicas (23), atención , cuidad y auxilio a cualquier persona (17), omitir brindar atención médica (15), prestar indebidamente el servicio público (13) y falta de legalidad (11).

“La intención no es solo sumar numeros y dar cuenta de muchas recomendaciones sino que éstas reflejen lo que las víctimas quieren y que se cumpla cabalmente”, dijo Piedra Ibarra.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR