Enfermera de un hospital israelí preparando una dosis de la vacuna contra el coronavirus. (Foto: AFP)
Enfermera de un hospital israelí preparando una dosis de la vacuna contra el coronavirus. (Foto: AFP)
La Nación / Argentina

El Ministerio de Salud de indicó este lunes que la vacuna Pfizer disminuyó su eficacia para prevenir las infecciones y los casos sintomáticos de . Aún así, remarcó la validez de la vacuna para prevenir cuadros complejos y de hospitalización, en los que también hubo un leve descenso de la efectividad, que pasó de 98,2% en mayo a 93% en junio.

MIRA: “Señal preliminar” en Israel de que la variante Delta del coronavirus puede resistir las vacunas, según experto

Según los datos recopilados por el gobierno israelí, la eficacia para prevenir los casos sintomáticos bajó un 30%: pasó del 94,3%, en mayo, al 64%, en junio. La nueva información coincide con la difusión de la variante Delta, la cual diluyó el rendimiento de la vacuna.

Voceros del laboratorio estadounidense se abstuvieron a hacer declaraciones respecto de los datos provistos por la cartera de Salud de Israel, pero publicaron un estudio que demuestra que los anticuerpos que genera la vacuna son capaces de neutralizar todas las variantes en circulación, incluso la Delta, aunque con menos vigor.

Aproximadamente un 60% de la población israelí -compuesta por 9.3 millones de habitantes- recibió al menos una dosis de la vacuna Pfizer en la exitosa campaña de vacunación nacional, tras la cual los casos diarios bajaron desde más de 10.000, en enero, a números que oscilan entre 50 y 300, durante junio y los primeros días de julio.

La fuerte baja de casos llevó al gobierno de Reuven Rivlin a levantar la mayoría de las restricciones, como la distancia social y el uso del barbijo. Este último se intentó abandonar por completo a mediados de junio, pero una semana más tarde volvió a ser obligatorio en lugares cerrados, con el objetivo de intentar contener la difusión de la variante Delta, responsable del salto de casos diarios de dos a tres cifras.

Si bien el número de israelíes que transitan un cuadro severo de coronavirus aumentó de 21 a 35, el científico Eran Segal del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel afirmó que es poco probable que el país vuelva a tener altos niveles de hospitalización, dada la baja cantidad e casos severos. En ese sentido, sostuvo que se podrá “seguir con el regreso a la normalidad y sin restricciones”, mientras continúe la vacunación y se aseguren los testeos de los israelíes que lleguen al país desde el exterior.

VIDEO RECOMENDADO

Parte de Portugal regresa al toque de queda tras rebrote de coronavirus
Cerca de la mitad de los diez millones de portugueses estarán otra vez sometidos a un toque de queda nocturno a partir de este viernes para frenar un rebrote de COVID-19 causado por la variante Delta, que ya es predominante. (Fuente: AFP)

TE PUEDE INTERESAR