Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Este sábado el papa Francisco protagonizará un evento histórico -enmarcado de por sí en un viaje de similares dimensiones por Irak- al ser el primer pontífice católico en visitar y oficiar una misa interreligiosa en Ur, la ciudad considerada como el hogar del profeta Abraham.

MIRA: Francisco llega a Irak y comienza el más difícil y deseado viaje de su pontificado

Francisco se encuentra en una visita apostólica por Irak, que inició este viernes y se extenderá hasta el lunes 8. Esta gira es considerada de las más importantes en los últimos años debido a los convulsos tiempos que atraviesa el país asiático.

Las comunidades cristianas iraquíes -religión minoritaria en Irak, donde apenas el 1,5% de la población profesa esta religión- han sido perseguidas, discriminadas y desplazadas tras la caída en el 2003 de Sadam Hussein y, especialmente, con la aparición de grupos yihadistas como el Estado Islámico.

Se estima que dicha organización terrorista fue responsable de la huida de más de 100 mil cristianos de la región de Nínive, cuna de esta religión en el país, además de la destrucción de templos y viviendas ocupadas por quienes profesan dicha fe.

Con la derrota del autodenominado califato del Estado Islámico en el 2017, el camino de regreso parece ir reconstruyéndose tímidamente para la comunidad cristiana iraquí. Es por ello que la visita del Papa, máxima autoridad de la Iglesia Católica, juega un papel fundamental en ese proceso.

El papa Francisco es recibido por el presidente iraquí Barham Salih durante la bienvenida oficial realizada en el Palacio de Gobierno en Bagdad. (Foto: Ahmed Jalil / EFE)
El papa Francisco es recibido por el presidente iraquí Barham Salih durante la bienvenida oficial realizada en el Palacio de Gobierno en Bagdad. (Foto: Ahmed Jalil / EFE)

La tierra de Abraham

A 300 kilómetros al sur de la capital, Bagdad, se encuentra Ur de los Caldeos, cuya construcción se remonta a alrededor del 4.000 a.C., por ese entonces como parte de la baja Mesopotamia.

Enmarcado entre los ríos Tigris y Éufrates, Ur basó su economía en la agricultura intensiva. Además, se considera que los ubaidianos fueron de los primeros en utilizar el ladrillo y la cerámica para esta actividad.

Una vista aérea de las ruinas de la histórica ciudad de Ur de los Caldeos, donde se cree que habría nacido y pasado gran parte de su vida el profeta Abraham. (Foto: Asaad Niazi / AFP)
Una vista aérea de las ruinas de la histórica ciudad de Ur de los Caldeos, donde se cree que habría nacido y pasado gran parte de su vida el profeta Abraham. (Foto: Asaad Niazi / AFP)

Los primeros estudios en la zona estuvieron a cargo del arqueólogo H. R. Hall en 1919 y fueron retomados en 1922 por el también arqueólogo e historiador Leonard Woolley, con el apoyo del Museo Británico y la Universidad de Pensilvania.

Las excavaciones permitieron desenterrar 16 tumbas de la élite de Ur, lo cual demostró que fue uno de los grandes centros urbanos de la civilización sumeria y que permaneció como un punto estratégico hasta la llegada de Alejandro Magno, según un artículo .

En el 2016, la Unesco eligió al sitio arqueológico de Ur como Patrimonio Mixto de la Humanidad.

Una vista aérea del sitio arqueológico de Ur de los Caldeos, considerado por la Unesco como Patrimonio Mixto de la Humanidad desde el 2016. (Foto: Mohammed Aty / Reuters)
Una vista aérea del sitio arqueológico de Ur de los Caldeos, considerado por la Unesco como Patrimonio Mixto de la Humanidad desde el 2016. (Foto: Mohammed Aty / Reuters)

Vatican News, además, detalla que el nombre exacto “Ur de los Caldeos” aparece dos veces en el libro bíblico del Génesis, específicamente en los capítulos 11 y 15.

Pero Harán* murió en Ur de los Caldeos -su tierra natal- mientras su padre Taré aún vivía


Libro del Génesis, capítulo 11, versículo 28.

(*Harán es el hermano de Abraham, según se especifica en el mismo capítulo).

Entonces el Señor le dijo: Yo soy el Señor que te sacó de Ur de los Caldeos para darte esta tierra como posesión


Libro del Génesis, capítulo 15, versículo 7.

Sin embargo, el lugar no solo está presente en el sagrado libro católico. “Woolley descubrió un sitio que se mencionaba religiosamente en la Torá, junto con otros indicios que confirmaban que esta casa pertenecía al profeta Abraham a través de los artefactos sagrados que se encontraban en su interior, entre otros restos”, explicó el historiador iraquí Ali al Namshi a la agencia EFE.

El especialista agrega que el lugar, además, también tiene gran importancia para los musulmanes.

La figura del profeta Abraham es respetada en las tres religiones (católica, judía e islámica), principalmente y un fiel seguidor de Dios o Alá. Por ello, no podría haber mejor lugar para que Francisco celebre el encuentro Interreligioso, anunciado en su programa oficial de viaje para este sábado.

Con esta visita, además, el Sumo Pontífice cumplirá con el deseo expresado por su antecesor San Juan Pablo II en junio de 1999, de su deseo de visitar Ur de los Caldeos al año siguiente. El convulso escenario que se vivía por entonces, sin embargo, frustró su deseo.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR